Picantes cruces en el regreso del Consejo Local de Salud

Después de siete meses volvió a reunirse el Consejo de Salud de Roca. Por espacio de una hora y media, los representantes del hospital, del Ejecutivo municipal, del Deliberante, la CAIC, del Consejo del Discapacitado y de los trabajadores del nosocomio, avanzaron en algunos temas de interés y que continuará el próximo jueves.
En el encuentro hubo dos temas, uno de ellos planteado por los concejales referido a la demanda de pacientes del hospital que llegan con varios reclamos a las oficinas de Desarrollo Social de la Municipalidad y otro sobre la distribución del Fondo de Obras Sociales (F.O.S).
El concejal José Luis Berros planteó a la directora, Ana Senesi, las distintas situaciones que llegan al municipio, con pedidos de ayuda en medicamentos, prótesis, anteojos y hasta de ayuda en alquileres temporarios para familiares de personas internadas que llegan desde otras localidades de la provincia.
“Estamos atajando pedidos de hasta 60 recetas oftalmológicas y quisimos saber qué pasa con el hospital que no está pudiendo dar respuestas a sus pacientes”, dijo Berros. Agregó que la directora “aseguró que el hospital asiste en su totalidad a sus pacientes, aunque con ciertas demoras.
“Creo que el municipio puede colaborar, pero acá está faltando la pata de Desarrollo Social de la provincia para ayudar a esas familias que vienen de otras localidades porque es el municipio de Roca quien tiene que pagar alquileres a esas familias”, criticó.
Según dijo, desde la dirección informaron que no tienen posibilidades de pagar alquileres, aunque habrían admitido que dos de las casas que tiene el hospital para hospedar a familiares, están ocupadas por personal que trabaja en el nosocomio, algo que generó varias críticas.
Una alternativa a esta problemática es aceitar los mecanismos de comunicación con los hospitales que derivan pacientes a Roca, para que lleguen con aportes económicos de sus propios municipios durante el tiempo que dure el tratamiento o internación, algo que comenzará a trabajarse de ahora en más. En caso que se trate de pacientes que residen donde hay Comisiones de Fomento, que sea el Ministerio de la provincia que se encargue de esos gastos.

Fondo de Obras Sociales

Otro de los temas tratados tuvo que ver con el dinero que supuestamente aportan las obras sociales al FOS, pero que no llega en forma equitativa a los trabajadores.
Según la Ley, del dinero que pagan las obras sociales por atención médica a sus afiliados, le corresponde el 20% al Ministerio de Salud, el 40% al hospital y el otro 40% a los trabajadores como incentivo y que se abona dos veces al año.
La polémica estuvo dada porque actualmente quienes tienen licencias, sea por enfermedad, vacaciones o gremiales, no reciben esos aporte porque “no están produciendo”, lo que generó otro de los malestares en la reunión al criticar que el hospital no es una empresa.
También se hizo hincapié en la cantidad de dinero que se genera por el FOS y cuánto es la deuda de las obras sociales a la actualidad.
“Llama la atención que el principal deudor del hospital es la obra social de la provincia, el IPROSS. Acá hay una decida de parte del mismo Estado que perjudica a sus afiliados, descontando un aporte de sus sueldos y luego no pagando al hospital que los atiende. Vamos a pedir que se cite al representante de esta obra social para que explique dónde va a parar el dinero de sus afiliados”, adelantó el concejal Berros.
A la primera sesión del Consejo de Salud asistieron: la directora Ana Senesi y Gabriela Di Nardo (Hospital); José Luis Berros e Ignacio Casamiquela (Concejo Deliberante); Diana Vázquez y Leandro Ramos (Ejecutivo Municipal); Mario Álvarez (Consejo del Discapacitado); Susana Yurcich y Vilma Redel (CAIC) y Patricia Baeza (por los trabajadores). El objetivo es que este Consejo tenga reuniones los primeros martes de cada mes.

Comentarios