Perros abrigados… ¿es realmente necesario?

Las veterinarias de la ciudad aseguran que la ropa para los perros callejeros no es indispensable para afrontar el invierno. Proteccionistas lo plantean como una manera de concientización.

Cada vez son más los perros de la calle que visten un chaleco para pasar el frío en el invierno. En este sentido, profesionales de las veterinarias de Roca aseguran que la ropa no es indispensable para que los “callejeritos” afronten el temporal.

Pablo Cascardo, dueño de la veterinaria “Huesos”, expresó a “La Comuna” que un chaleco, puede ayudar a atenuar un poco las temperaturas para los perros que no están adaptados al frío, y que pueden sufrir lo que se denomina “estres térmico”, a partir de los 3 grados bajo cero.

Sin embargo, no soluciona el problema de fondo que acarrea la cantidad de perros callejeros en la ciudad. “Creo que hay que apuntar mas a la tenencia responsable de las mascotas”, enfatizó. Cuando el perro comienza a padecer el estres térmico gasta más energía para poder mantener la temperatura corporal.

Cascardo explicó que “el pelaje de los animales funciona como aislante, lo que ayuda a mantener la temperatura externa”.

María José García, empleada de “Full Mascotas Veterinaria”, expresó que los chalecos para las mascotas no son necesarias ya que el pelaje es el que los protege del frío. “Nosotros humanizamos a las mascotas y de esa forma les quitamos lo natural, con la ropa ellos pierden el pelaje”, aseguró García.

La trabajadora detalló que al colocarle ropa a los perros que no necesitan protección, ellos pierden pelaje que naturalmente poseen porque dejan de necesitarlo. El problema radica cuando le sacan los chalecos y no tienen el pelaje natural.

“Es una percepción nuestra pensar que el perro tiene frío, porque no es algo que realmente suceda”, agregó.

Fernando Roig, dueño de la “Veterinaria del Sur”, manifestó que la ropa no es necesaria para resguardar a los animales del frío, pero resaltó que “es un buen método que utilizan las proteccionistas para identificarlos”.

Para resguardarlos del frío es mejor las cuchas con cartón y nylon, ya que “el perro cuando necesita abrigo lo va a buscar, son más útiles que la ropa” agregó.

Daniela Echeverría, de “Veterinaria Echeverría”, explicó que el animal busca preferentemente una fuente de calor, como un pozo en la tierra que “devuelve temperatura que capta durante el día”.

“A mí me gusta ver a los perros con chalecos, porque muestra una sensibilidad distinta de la sociedad”, ya que tanto los perros como los humanos, son seres vivos y “tenemos las mismas necesidades, en mayor o menos medida, pero son las mismas”, enfatizó.

Por su parte, Carolina Flores una de las tantas personas que se dedica a cuidar de los perros sin hogar, detalló a este medio que los chalecos de “nuestros callejeritos están bien reforzados y hechos de polar, sarga impermeable, guata de algodón y tela de puño, sublimados con un patita por dentro para identificarlos y por fuera con un mensaje: La lluvia moja, el frío duele, pero la diferencia mata, ADOPTAME”.

Las personas que hacen los chalecos reciben donaciones de telas, y especifican que necesitan que la tela impermeable sea de colores llamativos para que en la noche puedan ser vistos por los vehículos.

“Creo que en la ciudad hay que apuntar mas a la tenencia responsable de las mascotas” Pablo Cascardo, veterinario

Chalecos y cuchas como un compromiso social

Los chalecos y las cuchas de cartón para los perros, forman parte de un compromiso que asume la sociedad para resguardar del frío a los animales sin dueños y que se encuentran en situación de calle.
Silvana Rusca, que trabaja de manera independiente, asegura que no hay un lugar donde albergar a los sin voz.

“El refugio municipal fue clausurado por falta de higiene y abandono. Es la misma sociedad que tiene que remediar de alguna manera falencias políticas del jefe comunal”.Rusca detalló que el funcionamiento ejemplar de un programa de castración combinado con una campaña de vacunación, reduciría notablemente el caudal de perros en la calle.

“En General Roca es gratuito, pero se brindan pocos turnos por día y cuando concientizás a la gente de los beneficios de ésta, los turnos los dan de acá a 5 meses y la gente se cansa, se olvida y no los lleva”.

Las personas y grupos que trabajan constantemente en el cuidado de los animales sin hogar, aseguran que colocarles un chaleco es una forma de movilizar la sociedad y que de a poco tome conciencia que los animales también al igual que el humano tiene necesidades.

  • Los perros en situación de calle, son propensos a sufrir un “estrés térmico” a partir de los 3°C bajo cero.

Comentarios