Pasaron ocho meses de su desaparición y exigen respuestas a la fiscalía

A ocho meses de la desaparición del Luis Sosa, el hombre de 78 años que salió a cobrar su jubilación y no regresó, aún no hay novedades de su paradero. Los familiares piden a la fiscalía que avance sobre las últimas pistas obtenidas hace dos semanas por los perros.

Sosa desapareció el 10 de enero de este año y hasta el día de la fecha no lograron hallarlo a pesar de los rastrillajes y la búsqueda que se realizó, principalmente, en la zona del canal principal de riego.

Sus allegados cuestionaron el desempeño del fiscal de la causa, Luciano Garrido, ya que sostienen que aún no avanzó sobre las últimas pruebas encontradas.

«Hace dos semanas contratamos a los perros de la causa de Marcos Adrián Herrera, el chico que se encuentra desaparecido del 2015, y encontraron una muestra de sangre sobre el colchón de mi abuelo. Pero esa prueba de sangre no la quieren mandar a analizar», aseguró Jenifer Sosa, nieta del hombre desaparecido.

Agregó que el fiscal Garrido, en la audiencia del viernes le expresó que no pueden avanzar porque no hay presupuesto. Si bien durante los primeros meses se llevaron adelante rastrillaje por tierra, agua y aire en varias zonas, la nieta sostiene que hay indicios que pueden ayudar a la investigación que no son tenidos en cuenta.

«Nos respondió que no puede darle legitimidad a una pista obtenida de esta manera. Quedó en darnos una respuesta en la semana, pero en realidad la persona que esta a cargo de esta investigación no está capacitada para hacerlo, porque realmente no les importa la vida de las personas. Hace dos meses que no hace nada para encontrar a mi abuelo«, señaló Jennifer.

Ante el lento avance de la investigación evalúan organizar una nueva manifestación junto a los familiares de Magdalena Curaqueo y Marcos Adrián Herrera, que también se encuentran desaparecidos.

Comentarios