Para Del Bello, la toma de la UNRN es una práctica “autoritaria y fascista”

A 50 días de la ocupación, el rector aseguró que no pedirán el desalojo pero señaló que habrá sanciones por “no cumplir con el reglamento”.

Hoy se cumplen 50 días de la ocupación del vicerrectorado de la sede Alto Valle de la Universidad Nacional de Río Negro y solo hay novedades de sanciones.

Según confirmó el rector Juan Carlos Del Bello hoy comenzará a tratarse la aplicación de normativas a los estudiantes que se encuentran ocupando el edificio ubicado en calle Isidro Lobo y Belgrano en Roca. También afirmó que, ante el rechazo del pedido de levantamiento de la medida de ayer, la casa de estudio no pedirá a la justicia el desalojo.

“Esto se tiene que resolver en el marco de las normas de este establecimiento. Así como ya se les abrió sumario administrativo a dos docentes, los alumnos tendrán su sanción por no cumplir con el reglamento de conductas establecido para los estudiantes, y si persisten en esta actitud recibirán la mayor penalidad. Es necesario que esto sea abordado de esta manera sino todos los que conforman esta universidad van a comenzar a comportarse que la manera que le parezca y no debe ser así, todos estamos sujetos a determinadas conductas”, manifestó el rector de la UNRN, Juan Carlos Del Bello.

Ayer unas 400 personas, entre ellas estudiantes, docentes, no docentes, gremios y autoridades se convocaron en un conferencia de prensa encabezada por el rector. También participaron los vicerrectores de la Sede Andina, Atlántica y Alto Valle. Luego, toda la comunidad educativa presente marchó desde el edificio de Valle Fértil hasta el vicerrectorado.

La marcha comenzó de manera pacifica y terminó con fuertes insultos por parte de los manifestantes en contra de los estudiantes que se encontraba en el predio del edificio ocupado. Unos 25 alumnos que se encontraban allí no respondieron a ninguna de las provocaciones y se mantuvieron en silencio.

Le habilitaron el juego a la derecha, a aquellos que quieren las universidades cerradas. Pero si bien no éramos muy optimistas con el resultado del pedido que fuimos hacer ayer entendemos que esta instancia fortaleció el vinculo entre las autoridades, los gremios docente y no docentes y los estudiantes”, agrego Del Bello.

También sostuvo que la ocupación “se convirtió en una lucha del Partido Obrero, basada en practicas autoritarias y fascistas que mancha la imagen de la universidad”.

Respecto al pedido de diálogo que solicitan los estudiantes de la toma insistió en que esa instancia ya se agotó y que el lunes fueron convocados a la reunión del claustro docentes a exponer los puntos de su reclamos y “no pudieron plantear nada consistente, por lo que no hay elementos para hacer una mediación”.

Según explicó el rector los estudiantes serán sancionados por la ocupación, las pintadas y los agravios hacía docentes y autoridades y podrían ser penalizados con apercibimiento, suspensión de uno a cinco años o la expulsión definitiva.

Ver más: Casi 50 días de toma en la Universidad de Río Negro

Comentarios