Ordenan la clausura del geriátrico allanado y piden traslado de los adultos mayores

Fue el municipio el que dispuso esta «medida preventiva» este mediodía luego de haber participado del allanamiento ayer jueves, encabezado por la fiscal adjunta de la Unidad Temática N° 6, Natalia Pascual.

La residencia de adultos mayores se encuentra en Tucumán 2141 y se llama «Renacer», alberga nueve ancianos, de los cuales dos serían ambulatorios.

«En esta ocasión, se dispuso de manera preventiva la clausura de la residencia, medida que se hará efectiva una vez notificados a los familiares a cargo y a Salud Pública, para la reubicación y traslado de los abuelos que allí residen», aseguraron desde el municipio en un comunicado de prensa.

Ver más: Allanaron un geriátrico sobre calle Tucumán con un importante operativo

Anunciaron que la clausura del lugar se mantendrá hasta que la responsable del lugar no obtenga las habilitaciones correspondientes y cumpla con los recaudos legales para el funcionamiento este tipo de residencias.

Asimismo, se le otorgó a la titular de la residencia un plazo acotado para que presente ante el Juzgado de Faltas toda la documentación pertinente y se le solicitó con carácter de urgente el listado de los adultos mayores que allí se albergan, los familiares a cargo de los mismos, y el personal que presta servicios.

«En ejercicio del poder de policía municipal, los inspectores del área de Inspección General procedieron a labrar actas dejando asentadas las irregularidades constatadas», concluyeron.

La palabra de los dueños

Esta mañana, La Comuna dialogó con la dueña del establecimiento, Viviana Montivero, quien negó las acusaciones sobre maltrato y abandono en el lugar y aseguró que nunca hubo denuncias por parte de familiares de usuarios, sino que detrás de las redes sociales habría personas que pretenden hacerle un “chantaje”.

“Los abuelos están bárbaro. Los revisó el médico”, comentó la mujer. En el allanamiento “encontraron todo bien, nada fuera de lugar. Sólo detalles como una puerta o una cortina, que arreglo enseguida”, dijo. “Los abuelos no están golpeados, están cuidados y bien atendidos”, expresó en su defensa. 

Consultada sobre la falta de habilitación alegó: “nos cambiamos de lugar y teníamos que realizar todo de nuevo”. Dijo que se demoró en presentar la documentación. 

“Se quienes son los del chantaje. Esto no puede quedar así”, dijo la mujer. Por otra parte, vinculó este hecho a que constantemente recibe amenazas telefónicas. 

Cabe destacar que el Consejo Local de Adultos Mayores y Juzgado de Faltas Municipal, también participaron ayer del allanamiento, junto a otras autoridades provinciales del Ejecutivo Provincial.

Hace cinco meses, “Renacer” había sido allanado y en aquella oportunidad tampoco contaba con habilitación de Salud Provincial ni del municipio, según habían informado desde fiscalía.

Comentarios