Odel volvió a protagonizar una protesta violenta

Tres semanas después de irrumpir en el supermercado La Anónima y a 15 días de que el titular del grupo se comprometiera ante la Justicia a no participar ni avalar ese tipo de reclamos, la Organización de Desocupados en Lucha (Odel) protagonizó hoy otro hecho violento en Roca.

Esta vez, fue en las oficinas que tiene el gobierno rionegrino en la calle 9 de Julio al 900. Pasadas las 9, varios empleados quedaron encerrados luego de la aparición de unas 20 personas exigiendo módulos alimentarios y una audiencia con el ministro de Gobierno, Luis Di Giacomo.

“No nos dieron tiempo a hacer nada. Aparecieron de golpe y se metieron en forma violenta. Por eso optamos por encerrarnos en la oficina para que no nos pase nada”, describieron trabajadores de los organismos que funcionan en ese inmueble.

Podes leer: Supermercados custodiados y decididos a no entregar comida

La Policía llegó minutos después y en medio de la tensión, todos los agentes se retiraron del edificio. Esa protesta terminó a las 11, pero a primera hora de la tarde el grupo regresó y ocupó otra vez las instalaciones.

Allí se vivió la situación más tensa, con enfrentamientos y desmanes, que derivaron en la detención de tres manifestantes. Por su parte, un policía resultó herido.

“Venimos reclamando hace más de un año puestos de trabajo y asistencia para más de 200 familias que están en situación de extrema necesidad. Y mandan a reprimirnos. Vamos a permanecer hasta que tengamos novedades concretas del gobierno provincial”, señaló Miguel Báez, quien lidera la organización.

Cabe recordar que la organización forma parte de la CTA Autónoma de Río Negro y su titular, Báez, fue uno de los 14 dirigentes que el 18 de septiembre se acogieron a la suspensión de juicio a prueba en la Justicia Federal, en el marco de un proceso que los tenía como imputados por más de 30 hechos.

Comentarios