Ocupó una casa en las 250 viviendas y busca que escuchen su pedido

El último viernes, Elizabeth Edith Curaqueo decidió ocupar una casa abandonada “hace más de cinco años” según aseguran vecinos, en las 250 viviendas. La señora tiene cuatro varones y tres nenas, y está a la espera de una casa del IPPV para comenzar a pagar hace dos años. Luna Jazmín, de seis años de edad, sufre de epilepsia y de un retraso madurativo.

La señora asegura que se encontraba en una situación de desesperación y preocupación por sus hijos, principalmente por Luna Jazmín a quién se le declaró la epilepsia y el retraso madurativo hace dos años. Por lo que tomó la iniciativa de usurpar una vivienda abandonada en las 250 viviendas de Roca. La vivienda, según vecinos del barrio, está abandonada hace más de cinco años. Elizabeth realizó los trámites necesarios para obtener una casa a través del IPPV (Instituto de Planificación y Promoción de la Vivienda de Río Negro), pero “me dejaron en lista de espera y no me dieron respuestas” puntualizó.

Elizabeth y sus hijos vivían en una casa de madera que le habían prestado, pero el lugar no es el adecuado para los pequeños por el frío, “a uno de los nenes le agarró corriente varias veces”, y el viento voló el techo de la casilla. Asistencia social del municipio le ayuda con dinero para las necesidades materiales.

“No quiero que me regalen nada, quiero que me den una casa para pagarle a mis hijos, para que tengan un lugar digno para vivir” expresa la señora. Ella trabaja en limpieza de hogares y también hace comida para vender; es madre soltera y desea poder brindarle un hogar a sus hijos. Allegados se enteraron de la situación por una publicación que Elizabeth hizo en la red social facebook, le brindaron su apoyo y la ayudaron con la limpieza de la casa abandonada.

Comentarios