Memoria y homenaje por los roquenses desaparecidos

“Historias que gritan ya, nunca más, nunca más”, fue la última frase que cantó fuerte un grupo de estudiantes ésta mañana en el primer piso del Concejo Deliberante.

Fue el cierre del homenaje que se brindó a los desaparecidos roquenses durante la dictadura militar y en el cual quedó bautizado como “Patricio Dillon” uno de los espacios del edificio.

Durante la ceremonia sonaron las palabras memoria, justicia y nunca más. Familiares y amigos de los siete jóvenes desaparecidos en Roca se hicieron presentes en el recinto del legislativo municipal en donde se llevó a cabo la actividad, que convocó también a funcionarios, concejales y estudiantes de séptimo grado de escuelas primarias de ésta ciudad.

“Cuesta que las palabras surjan con facilidad, encierran mucho más que una fecha. Son palabras cargadas de dolor por las personas que no están”, expresó la presidenta del Concejo Deliberante, Celia Graffigna.

“No se tiene que olvidar lo que pasó, y pienso que no se va a olvidar nunca porque vive en la memoria de éstos chicos”, sostuvo una de las familiares que se hizo presente en la ceremonia.

La iniciativa de que el espacio creado a través de la ordenanza 4758 en el 2015 lleve el nombre de Dillon partió de la Juventud Peronista. Dicho rincón cuenta con obras donadas por alumnos y docentes de las escuelas primarias 168, 169 y las especiales 1 y 12, que trabajaron juntos en un proyecto educativo para conmemorar el Día de la Memoria, Verdad y Justicia el 24 de marzo del 2014.

Cuadros fotográficos, esculturas, relatos sobre los desaparecidos y la canción “Pañuelos del silencio” que escribieron los estudiantes, son parte de las producciones que resultaron del proyecto.

“Gracias a ustedes y su proyecto mantenemos vivos a nuestros 30.000 desaparecidos”, expresó la diputada Maria Emilia Soria a los alumnos presentes. “Sean rebeldes, incorregibles, pregunten y levanten la voz si es necesario”, apuntó.

Comentarios