Los Reyes Magos roquenses tienen alma de bombero

Mañana será un día especial en los barrios más alejados del centro. Los aspirantes de la institución organizaron una campaña para llevar juguetes a más de 700 chicos. Antes de empezar la recorrida, charlaron con “La Comuna”.

Melchor, Gaspar y Baltazar están listos. Siempre listos. Cuando saludan juntan los pies, cumpliendo una de las primeras enseñanzas de la academia a la que ingresaron en mayo del año pasado. Pero enseguida vuelven a su rol y regalan tres sonrisas enormes. Uno muy alto. Los otros dos más bajos. Pero los tres con la misma predisposición. Y con la misma meta: cosechar mañana más de 700 sonrisas en los barrios más alejados del centro de Roca, en el día de los Reyes Magos.

Los tres tienen alma de bombero. Son tres de los siete aspirantes que realizan el curso y sueñan con el próximo 2 de junio. Si todo va bien, ese día pasarán a formar parte del cuerpo activo de la institución que no para de ayudar en la ciudad.

En Navidad los voluntarios tuvieron su Papá Noel, que repartió juguetes donados por los asistentes a un curso de RCP. Y como varios de esos regalos no alcanzaron a distribuirse, los aspirantes tomaron la posta y organizaron la celebración de mañana sábado, que convertirá a las camionetas rojas de la institución en camellos para que en las familias con pocos recursos tengan la misma oportunidad de festejar que cualquier otro chico roquense.

Me acuerdo siempre de Notari. Era portero de la escuela 317 y nos contaba lo lindo que era ser bombero. Emanuel Sambueza (aspirante)

Melchor, Gaspar y Baltazar no vienen de familia de bomberos. Dos son de Barrio Nuevo y uno del centro. Están unidos por la vocación de servicio. Y uno de ellos cuenta que desde chico, cuando iba a la escuela 317, empezó a sentir esa admiración que el año pasado lo llevó a anotarse en el curso. En ese entonces el portero de la primaria de las 250 Viviendas era Osvaldo Notari, ex presidente de la institución que falleció en el 2012 y cuya familia seguramente podrá sentirse orgullosa por esa pasión que transmitió a los más chicos.

Melchor es Emanuel Sambueza, de 31 años. Gaspar es Joaquín Carrera, de 24 años. Y Baltazar es Ángel Espinoza, que a sus 20 años no dudó y levantó la mano primero que nadie cuando les preguntaron a todos los aspirantes quién se animaba a convertirse en Rey Mago para esta campaña.

Desde chico tenía ganas de sumarme. Así que este año me decidí y me anoté para hacer el curso de un año. Joaquín Carrera (aspirante)

Los tres recibieron a “La Comuna” antes de salir a recorrer las calles del centro el miércoles al atardecer, invitando a todos los vecinos a sumar donaciones para llegar a la mayor cantidad de chicos posibles este fin de semana.

Mientras se preparaban, varias familias llegaron hasta la sede central de la institución, en calle Belgrano 1.343, para dejar los juguetes o golosinas. La idea es que la lista de donantes crezca mucho más y para eso las puertas del cuartel estarán abiertas hasta hoy a última hora. También se puede ir al Destacamento 2 de junio de calles Santa Cruz y O’Higgins.

Yo vivo en la zona norte. Sabemos lo importante que son los bomberos. Ojalá se puedan tener más destacamentos. Ángel Espinoza (aspirante)

Mañana será el día de los preparativos y de la recorrida por los barrios, que empezará alrededor de las 17. Ahí estarán Melchor, Gaspar y Baltazar. Ahí viajarán Emanuel, Joaquín y Ángel, representando ese enorme corazón de los bomberos y aspirantes, dispuestos a dar todo para los vecinos que más necesitan.

Jóvenes y no tanto, tirando para el mismo lado

La idea de organizar una campaña solidaria para el día de los Reyes Magos surgió de los aspirantes que se forman desde mediados del año pasado en el cuartel central de Bomberos. Ese curso empezó en mayo con 21 anotados. Ahora, en la recta final quedan siete, decididos a completar la capacitación para ingresar el 2 de Junio, Día del Bombero, al cuerpo activo.

En las instalaciones de la calle Belgrano se respira buen clima. Los jóvenes saben conjugar la importancia del compromiso que están por asumir con la camaradería que requieren los grupos numerosos. Así fue como se propusieron ayudar a las familias de bajos recursos, para que pasen un 6 de enero distinto.

“Fue una idea de la Escuela de Capacitación, de los chicos, que cuentan con la colaboración de la mayoría del personal activo y de la que también va a participar Tarjeta Naranja, que nos acompañará en todo el recorrido”, explicó Mauro Montecino, instructor de los aspirantes.

Y detalló que “elegimos la periferia de Roca, los barrios más alejados, como Buenos Aires Chico y El Petróleo. Los que quieran ayudar, pueden venir al cuartel hasta última hora del viernes. Creo que vamos a superar los 700 juguetes, así que estamos muy agradecidos con todos los que aportaron para que esta campaña sea posible”.

  • 7 aspirantes tiene actualmente la academia de los bomberos voluntarios roquenses.

Otras campañas en la ciudad

Además de la movida que organizaron los bomberos voluntarios, este fin de semana habrá otras actividades en Roca para celebrar el Día del Niño.

La delegación local del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación realizará un festejo en el Playón de Barrio Nuevo (Brown 4135), en el que habrá música, juegos, reparto de juguetes y merienda. Será este sábado a partir de las 18.

Comentarios