Lavacoches, en el centro del debate

Desde el Concejo Deliberante analizan la posibilidad de crear una ordenanza que regule la situación de los “trapitos”.

Un nuevo periodo de sesiones ordinarias en el Concejo Deliberante de General Roca está a la vuelta de la esquina y una de las propuestas que se intentarán impulsar tiene que ver con un tema sensible para los vecinos y comerciantes de la ciudad: los lavacoches.
En los últimos meses la cantidad de “trapitos” en el radio céntrico ha aumentado considerablemente y los ediles buscarán regularizar ésta situación.
El proyecto de ordenanza, que espera ver la luz en las primeras sesiones del año, tiene como impulsores a dos de los tres bloques que integran el Concejo: el Frente para la Victoria y el Vecinalismo.
“Es un tema sensible, que preocupa y mucho a los vecinos de la ciudad”, aseguraron tanto José Luis Berros, presidente del bloque del FpV, como Mario Álvarez, mandamás del Vecinalismo.
Si bien es una idea que pisa fuerte dentro del Concejo, todavía hay muchos aspectos que deben ser considerados por parte de los ediles para que se pueda llevar a cabo.
Uno de los más importantes tiene que ver analizar todas las aristas posibles para que el proyecto pueda ser viable y no quede en la nada como ha ocurrido en otras ciudades. Para ello, Berros indicó que ya planificaron una serie de reuniones con diferentes organismos que operan en la ciudad para que cada uno pueda dar su opinión y colaborar.
Entre los organismos que serán tenidos en cuenta están la Cámara de Agricultura, Industria y Comercio (CAIC), el Juzgado de Paz, personal de la Policía, la Secretaría de Desarrollo del Municipio y la de Tránsito.
“Hay que darle una solución a los vecinos. Muchos sufriendo violencia y acoso en algunos sectores, que no son la mayoría, pero si es cierto que hay lugares que son más conflictivos que otros”, se explayó el concejal del oficialismo.
Con respecto a esa situación, “La Comuna” salió a la calle para hablar con algunos comerciantes y todos coincidieron en que es necesario la regularizar la situación, ya que muchas veces suelen ponerse violentos.
Otro de los focos de conflicto es que para la gran mayoría de los “trapitos”, lavar autos en la calle significa su único ingreso.
“La idea no es prohibirle que trabajen sino regularizarlos y donde haya violencia actuar en consecuencia”, explayó Berros.
Sin dudas se trata de un tema sensible. No sólo porque se pone en juego la posibilidad y el derecho que tiene un sector de la población de poder trabajar y tener un ingreso diario, sino porque también está el derecho de aquellos que deben afrontar la decisión de aceptar o no que les laven el vehículo.

“Que los regularicen estaría muy bueno. Yo tengo un buen trato con ellos pero porque están siempre los mismos”, Florencia
comerciante de calle Chacabuco.

“Acá hay gente que no viene al local para evitar algún conflicto con los lavacoches. Es una cuadra complicada”, Romina
comerciante de calle Belgrano.

La primeras propuestas

Si bien todavía el proyecto de ordenanza no fue escrito, los concejales ya dieron a conocer algunas de las ideas que piensan implementar.
Antes de poder trabajar como lavacoches deberían asistir a una capacitación laboral brindada por la USEP de la Municipalidad y registrarse en la Secretaría de Desarrollo Social.
A cada persona habilitada se le entregaría un carnet identificatorio y se les asignaría una zona a cada uno que podría ser rotativa.
Se evalúa también una verificación de antecedentes policiales y durante sus funciones deberán tener un buen comportamiento para con los comerciantes y vecinos que quieran estacionar en el centro.
No podrán establecer un precio fijo, sino que el pago será a voluntad del dueño del vehículo, y
tendrán claras reglas de comportamiento.

“He visto actitudes de ellos que alejan a los clientes. Por lo general, suelen maltratar mucho a los vecinos”, Federico
comerciante de calle Tucumán.

Dato 

30 personas aproximadamente, son las que se desempeñan como lavacoches en el centro de Roca.

Comentarios