Las tragedias siguen con luz verde en Ruta 22 y San Juan

Si está decidido un formato de autovía, ¿por qué no adelantar la instalación de semáforos y evitar más choques en los accesos? La pregunta se instaló con fuerza ayer en Roca, luego del violento incidente ocurrido en el cruce de la Ruta 22 con la calle San Juan.

El impacto se produjo pasadas las 6 de la mañana y el conductor del camión resultó ileso, pero más allá de ese saldo puntual, el episodio incrementó la preocupación para quienes deben circular a diario por ese sector de la ciudad.

Los primeros en reclamar medidas de prevención urgentes fueron los padres de la ESRN 150, colegio que funciona en el predio del Club Deportivo Roca, ubicado al sur de la ruta.

Sergio Estevez, integrante de la cooperadora del secundario, recordó que la directora Adriana Aceval hace mucho tiempo viene solicitando formalmente el semáforo para seguridad de los alumnos que día a día cruzan por la peligrosa intersección.

“(El choque) ocurrió un ratito antes de la entrada de los chicos a clases e inclusive generó demoras para llegar a la escuela. Varios chicos entraron tarde”, comentó el integrante del grupo de padres que el año pasado se sumó al recamo ante autoridades locales, provinciales y nacionales.

“Hasta ahora no logramos nada. No conseguimos que se le dé importancia al pedido. Sólo logramos que la policía caminera esté ordenando el tránsito a la entrada y la salida de los chicos”.

Este año la situación será más compleja, ya que la escuela empieza a funcionar con doble turno y será constante el cruce de los menores. Estevez dijo que “el semáforo se necesita ahora más que nunca” porque “no van a alcanzar los efectivos policiales”.

“Sin policías y sin semáforo, eso es tierra de nadie”, lanzó recordando que además “la gente maneja muy mal”. “No sé qué esperan Vialidad o el organismo al que le corresponda tomar medidas. ¿O quieren que pase algo grave?”, concluyó.

Muchas gestiones, ningún resultado

  • El gobierno provincial anunció el año pasado que colocaría semáforos en los accesos a Roca, más allá de la opinión de Nación. Hubo reuniones, pero finalmente no se avanzó con medidas concretas.
  • La delegada de Educación en Roca, Silvina Biancalana, pidió al municipio que interceda por los alumnos y docentes de la ESRN 150.
  • Directivos del Club Deportivo Roca y del Jockey Club también pidieron al gobierno local que gestiones los semáforos.
  • El intendente, Martín Soria, envió notas en dos oportunidades a Vialidad Nacional, trasladando el reclamo de los vecinos e incluso ofreciéndose a asumir el costo de la instalación de semáforos. Nunca recibió respuestas formales.
  • El titular de Vialidad Nacional, Javier Iguacel, le dijo a “Río Negro” hace dos semanas –cuando anunció que se modificaría el proyecto de ampliación para hacer obras con formato de autopista– que los semáforos van contra una ley nacional. Por eso opinó que “lo mejor es avanzar rápido con las obras de ampliación”.

Comentarios