La Universidad de Río Negro cerró el diálogo con los miembros de la toma

Tras varias instancias de negociación y debate la Universidad Nacional de Río Negro decidió finalizar la etapa de diálogo con estudiantes y docentes que se encuentran tomando el Vicerrectorado de la Sede Alto Valle en Roca, dejando todo en manos de la justicia. La decisión fue tomada a raíz del “permanente cambio de las condiciones que ponen los ocupantes” para hacer efectivo el levantamiento de la medida.

La casa de estudio también comunicó que no han firmado ningún acta de acuerdo y que no van acceder a los requisitos solicitados por los miembros de la toma. Consideran que las condiciones son extensivas por lo que se encuentran en total desacuerdo.

Detallaron que uno de los requisitos solicitados tiene que ver con “la no consideración de inasistencias de todos los alumnos de la sede para todo el cuatrimestre y la imposición de otros mecanismos para la toma de decisiones institucionales que en la UNRN se toman a partir de los órganos colegiados de gobierno, democráticamente constituidos”.

Sin embargo los estudiantes y docentes organizados en asamblea, que llevan adelante la medida hace 25 días, continúan sosteniendo que el único requisito a cumplirse para que se lleva adelante el levantamiento de la ocupación es la firma del acuerdo, con términos acordados en al ultima mesa de negociación el 17 de septiembre. Y responsabilizan la dilatación del conflicto a las autoridades, primero por no hacer pública la denuncia realizada por el Vicerrector Carlos Arzones, y por la falta de voluntad para firmar el acuerdo.

A pesar de ello, las autoridades de la sede Alto Valle y Valle Medio informaron que reiteran “su compromiso a que inmediatamente se produzca el levantamiento de la toma”. Procedimiento que se llevaría adelante solo bajo la firma de un acta notarial que deje certificado el estado del inmueble y toda la documentación que allí se encuentra.

Comentarios