La lluvia generó un «mini embalse» que complica el tránsito en el centro

No sólo en la costa del río están los problemas. La céntrica esquina de Tucumán y Chacabuco está totalmente anegada por el agua de lluvia. Transitar en auto y a pie es un caos por la acumulación de agua este jueves.

Es que la obra de extensión de la red de gas a cargo de «Camuzzi» está afectando el normal escurrimiento en la arteria.

Hace tres semanas se trabaja en esa intersección. Son dos excavaciones de gran tamaño rodeadas de montículos de tierra, que no permiten la circulación de agua.

Las rampas para personas con discapacidad están anegadas al igual que los cordones cuneta para cruzar de cuadra en cuadra. El barro se hizo presente también a partir de la tierra humedecida por la lluvia.

Los comerciantes no se inundaron pero la postal es desfavorable en sus fachadas y para el acceso de los clientes. Juan Manuel, dueño de un negocio en esa intersección, mostró su malestar en diálogo con «Río Negro».

«Ya es la segunda lluvia que estamos con este problema. Se acumula el agua y no escurre, por la tierra que hay en los costados de la obra. Nadie viene a arreglar esto, necesitamos que se apuren», explicó.

Desde el Municipio aseguraron que la obra está en regla, permanentemente controlada por los inspectores. Además, explicaron que los trabajos continúan y no sería posible asegurar mayor celeridad.

Para hoy estaba planificado el inicio de la re pavimentación en ese sector, aunque los trabajos quedaron supeditados a las condiciones climáticas.

Esa arteria no es la única afectada por la lluvia que cayó en pequeña medida esta mañana y ayer con más intensidad. La calle 9 de Julio y Maipú son algunas de las que están anegadas y la dificultad principal es para los peatones  que cruzan de un lado a otro.

Comentarios