La Carta Orgánica cumple 30 años: ¿hay que reformarla?

Fue sancionada en 1988, para una ciudad muy diferente a la actual. Un concejal abre el debate con sus prioridades.

La Carta Orgánica de Roca cumple 30 años de vigencia a mediados de este 2018.
Los 148 artículos redactados por aquella Convención Constituyente de 15 miembros marcaron las pautas fundamentales para el desarrollo de la ciudad.
Tal cual reza el preámbulo, los representantes buscaron interpretar el espíritu y la identidad histórica del pueblo roquense, “fruto del aporte nativo y de las diversas corrientes migratorias, inspirados en principios de solidaridad, de justicia, libertad e igualdad”.
Ahora bien, ¿aquél texto de 1988 mantiene el mismo sentido en la actualidad? ¿Es necesaria una reforma?
El concejal Mario Álvarez cree que hay más de una razón para introducir modificaciones. Pero además considera que hay muchas disposiciones que no se cumplen desde hace años y bien podrían empezar a respetarse.
“Hay un aspecto central en la Carta Orgánica que nos parece importante recuperar: la participación. Hay varios instrumentos creados, como la audiencia pública -en el artículo 72- las juntas vecinales -entre los artículos 84 y 90- que se convirtieron en letra muerta. Es cierto que las juntas se habían desvirtuado, que se convirtieron en un antro de punteros, pero eso no habilita a eliminarlas por completo. Nos parece que hay que buscar una nueva organización, descentralizar el municipio y permitirle a los vecinos que sean protagonistas de las decisiones”, sostuvo el edil vecinalista.
Álvarez recordó que la elaboración del Plan Director de Roca fue un excelente ejemplo del interés de la comunidad cuando se abren las puertas del municipio. “Ese documento surgió del debate y el aporte de 27 instituciones. ¿Dónde quedó ese interés por sumar ideas? Hay una realidad y es que la participación se obturó a partir de la llegada del sorismo al municipio”, concluyó.
El concejal también mencionó otros artículos para revisar: el 93, relacionado con el derecho a iniciativa; del 106 al 109, vinculados a la planificación; y el 117, que habilita la creación de organismos descentralizados.
Sobre las audiencias públicas, consideró importante modificar el artículo 72 y establecer una normativa que dé certezas a los vecinos sobre la incidencia de su participación. “Hoy va la gente al Concejo, hacen que los escuchan, y después no se toma en cuenta ni una sola de sus propuestas”, afirmó.
Por último, Álvarez consideró necesario debatir sobre la composición actual del Deliberante. Recordó que el artículo 28 indica que “cuando la ciudad cuente con más de 100.000 habitantes, establecido por censo oficial, se elegirán dos ediles más por cada 20.000 habitantes o fracción mayor de diez mil 10.000 que exceda de aquella cantidad”.
“Ya pasamos largamente los 120.000 habitantes. Es un tema que debería saldarse”, puntualizó.

Los protagonistas de la Convención

La Carta Orgánica de Roca fue sancionada el 25 de agosto de 1988.
La Convención Constituyente fue integrada por los siguientes vecinos: Rodolfo José Bou Abdo (Presidente), José María Miras Trabalón (vicepresidente primero), Carlos Alberto Gadano (vicepresidente segundo), Daniel Raúl Abraham, María Celeste Clarotti, Alejandro Oscar Correa, Demetrio Alfredo Cristóbal, Rubén Julio Gaete, Oscar Pablo Hernández, Roque La Pusata, Carlos Osvaldo Larroulet, Ester Lidia Maida, Daniel Julio Pérez, Miguel Ángel Saiz y Américo Saritzu.
Elena Emilse Bou Abdo fue la secretaria general de la Convención y César Gabriel Di Pascual el secretario de actas.

La otra opción: enmiendas o cambios en los artículos

Según establece el texto sancionado en 1988 en su Título Décimo, la Carta Orgánica podrá reformarse en todo o en cualquiera de sus partes por una Convención convocada al efecto.
La necesidad de la reforma debe ser declarada por el Concejo Deliberante con el voto favorable de las dos terceras partes del total de sus miembros. Dicha declaración expresará si la reforma es total o parcial, y, en este caso los artículos o temas que se consideren necesario reformar.
Los convencionales se elegirán por el mismo sistema que los concejales.
La Convención Municipal deberá constituirse dentro de los 30 días de proclamados los electos por el Tribunal Electoral. La reforma deberá ser sancionada dentro de los 180 días corridos, contados desde la fecha de su constitución.
Otra posibilidad -prevista en el Artículo 139- es realizar una enmienda o reforma de un artículo de la Carta Orgánica y sus concordantes, que puede ser sancionada por el voto de los dos tercios de los miembros del Concejo Deliberante.
La incorporación al texto de la Carta Orgánica debe ser ratificada por el voto de la mayoría del Pueblo, que es convocado al efecto o en oportunidad de la primera elección municipal que se realice.

Dato

148 artículos tiene el texto aprobado por los 15 convencionales municipales que trabajaron en la redacción.

Comentarios