La Cámara de Comercio de Roca pide medidas urgentes

Las autoridades de la Cámara de Agricultura, Industria y Comercio (CAIC), elaboraron un documento que hicieron llegar a las autoridades municipales, provinciales y nacionales con el objetivode plantear la cruda realidad que están atravesando y efectuar una serie de sugerencias que permitan llevar adelante el trabajo de comercios y empresas.

“Hemos llegado a un estado de extrema fragilidad en el que se encuentran las MiPyMEs (Micro, Pequeña y Mediana Empresa) como resultado de las medidas preventivas que fue necesario adoptar por los gobiernos nacionales, provinciales y municipales frente al coronavirus”, explican a través de un comunicado con las firmas del presidente de la entidad Martín Ancaten y otros directivos.

«Reclamamos bajas de 50% en tasas e impuestos», dijeron desde la CAIC .

Si bien reconocen que la estrategia sanitaria es la correcta y en su esencia atiende en general el estado de emergencia que se vive a nivel mundial debido a los efectos del COVID-19, aclararon que están convencidos que el tratamiento no debe ser igual en las diferentes zonas existentes en el país, ya que la realidad del conurbano bonaerense no es la misma que la de la Patagonia, y ésta a su vez difiere de la de otras regiones del territorio nacional.

En este sentido “creen que la supervivencia de las MiPyMEs merece la debida atención por parte del Estado, para evitar el quebranto de aquellas que se encuentran en un situación muy frágil y así mantener las fuentes de trabajo que dependen de ellas. En general necesitan desarrollar su trabajo, con los recaudos y protocolos estipulados por Salud Pública y las autoridades pertinentes. Esto es así debido a que no tienen los recursos, sobre todo los financieros, que les permitan afrontar las restricciones impuestas sin ningún tipo de ingreso real”, detallaron.

Paralelamente plantean dudas frente a otras plataformas como Mercado Libre que pueden trabajar, enviando sus productos por diferentes medios y propiciando “una diferencia injusta y competencia desleal”.

“En caso de que las MiPyMEs no exceptuadas continúen sin funcionar, es altamente probable que el impacto económico genere un daño irreversible a los sectores de turismo, comercial y de servicios, sobre todo porque están imposibilitados de desarrollar sus actividades y así obtener los ingresos necesarios que les permitan subsistir”, indicaron entre otros aspectos.

Estiman que se detectó una falta de previsión al determinar las actividades exceptuadas. “Esto se manifiesta al recibir comunicaciones de empresas que desarrollan esas actividades informando que no pueden operar adecuadamente, ya que no son abastecidos de insumos que en muchos casos son críticos, debido a que sus proveedores están imposibilitados de trabajar. Es por ello que entendemos que no debería haber actividades exceptuadas, sino que por el contrario deberían ser individualizadas aquellas prohibidas de operar”, detallaron en la nota enviada a las autoridades.

«120 días de finalizado cada bimestre, proponemos diferir el vencimiento del pago del IVA».

Destacaron que las medidas económicas que se adoptaron hasta el momento tendrán un resultado positivo siempre y cuando se pueda retomar la actividad y trabajar.

“De lo contrario, los créditos a tasas subsidiadas serán un doble problema, ya que si las empresas no pueden trabajar no los podrán cancelar, convirtiéndose morosos para el sistema financiero y siendo un pasivo a muy largo plazo. A su vez, es necesario aliviar la carga impositiva de las MiPyMEs para que puedan afrontar esta situación, con el objetivo principal de mantener las miles de fuentes de trabajo que las mismas generan”, especificaron.

Reclaman bajas

Al mismo tiempo elaboraron un documento con una serie de medidas fiscales para amortiguar el efecto económico negativo. Piden el otorgamiento de créditos subsidiados, la reducción de impuestos provinciales como el automotor e inmobiliario a un 50%, reducir el impuesto sobre los ingresos brutos al 30% del que sea aplicable a cada actividad.

Suspender la aplicación del impuesto de sellos hasta 09/2020, o por el tiempo que duren los efectos del COVID-19. Solicitan reducir las tasas de Inspección de Comercio e Industria al 50% y además reducciones en los impuestos nacionales.

Comentarios