La ablación concluyó con éxito y el hígado será para un niño

Desde Cucai confirmaron que la provincia está posicionada por encima de la media Nacional en cantidad de donantes. La novena ablación realizada en Río Negro, que se había iniciado hoy temprano, finalizó con éxito en el Juan XXIII alrededor de las 17.

El operativo estuvo a cargo la Dra Rosana Hernández, médica terapista del Hospital Francisco López Lima, y la acompañó personal del laboratorio y choferes de la misma institución. Además viajó un equipo del Hospital Garraham para realizar la ablación del hígado, que va a ser transplantado a un paciente pediátrico que está en emergencia nacional.

Por su parte, el equipo del hospital local realizó la ablación de los riñones y las corneas, además de las válvulas del corazón.

El coordinador provincial del Cucai, Leonardo Uchiumi, aseguró que en los primeros cinco meses del año se triplicó la cantidad de ablaciones en Río Negro y en relación al año pasado, aumentó de tres a nueve ablaciones sumando la de ayer.

Uchiumi explicó que estos incrementos se deben a múltiples factores producto de un plan estratégico que comenzó a funcionar hace cuatro años.

Desde Cucai se comenzó a trabajar con la comunidad promocionando con distintas campañas, eventos de convocatoria masiva, charlas en las escuelas y eventos a los que son invitados para informar a la sociedad.

En lo que respecta a la responsabilidad que tiene el sistema, incluyen el equipamiento, que sin bien interviene el diagnóstico y el soporte de los potenciales donantes, también es equipamiento que sirve para la atención integral de los pacientes que llegan a los hospitales. Por último en la capacitación de recursos humanos, han adquirido y capacitado, en estos últimos años, por un monto que supera el 1.200.000 pesos.

Uchiumi detalló que el objetivo es tratar de aplicar y llevar adelante políticas de salud programadas y para que con el paso del tiempo los profesionales no dependan de los funcionarios o técnicos que estén de turno, sino que esta actividad se convierta en una práctica más.

La ablación es una técnica quirúrgica donde se extraen órganos y tejidos de acuerdo a cada operativo en particular al estado de los órganos, “pero lo importante es que se entrega el cuerpo a los familiares sin ningún tipo de marca visible, con lo cual se puede realizar el velatorio a cajón abierto.

Comentarios