Incorporan nueva tecnología en examen de mamas

La Clínica Humana de Imágenes invierte en equipamiento de última generación para mejorar la atención de sus pacientes y brindar diagnósticos más precisos.

La Clínica Humana de Imágenes atraviesa una etapa en la cual se encuentra inmersa en un nuevo proyecto de inversión, que apuesta a la renovación tecnológica del equipamiento en el Servicio de Mamografía.

El doctor Eduardo Labat, Médico Cirujano, especialista en diagnóstico por imagen, explica algunos detalles técnicos de la nueva tecnología que se acaba de incorporar para el área.

“El cambio de equipamiento mamográfico permitirá una mejora sustancial en la calidad de las imágenes, evitará superposición de estructuras, reducción en los tiempos de procesos de cada estudio, como también menores costos, tanto por descartar el uso de placas radiológicas como así de mantenimiento del equipo”.

“Se reemplaza el actual sistema de digitalización indirecta cuya tecnología está quedando obsoleta por un equipo de mamografía digital directa de última generación, que permitirá por ejemplo la visualización de microcalcificaciones y otras señales tenues de cáncer en etapa temprana con cortes tomográficos”.

El profesional avanzó en algunos lineamientos importantes. “La importancia del diagnóstico precoz en cáncer de mama ha sido enunciada por toda la comunidad médica. Para alcanzar un diagnóstico precoz, la tecnología brinda alternativas cada vez más avanzadas (…)»

En cuanto a los resultados aseguró que “esta nueva tecnología aporta dos resultados muy positivos: aumenta la detección de lesiones y se reduce la necesidad de exámenes complementarios innecesarios.

A modo de conclusión afirmó: “nuestra institución permanentemente se encuentra abocada a la mejora continua en los servicios que brinda, lo que requiere un fuerte compromiso en mejorar y actualizar sus equipos médicos y staff profesional especializado en diagnóstico por imágenes”.

Cabe destacar que la mamografía tradicional captura una única imagen de cada mama, en la que la superposición de tejidos puede requerir la realización de estudios complementarios para descartar o confirmar una lesión.

La Tomosíntesis 3D es una nueva revolución en imágenes mamarias, consiste en la captura de múltiples imágenes de cada mama a partir de cortes milimétricos, esto permite mejorar significativamente los resultados de los estudios reduciendo la posiblidad de falsos positivos.

Por otro parte, permite analizar los tejidos capa por capa, con separaciones milimétricas entre si, despejando dudas y detectando la aparición de lesiones muy sutiles e incipientes y caracterizar microcalcificaciones.

¿Cuándo hacerse una mamografía y para qué?

*Por Eduardo Labat (Médico Cirujano)

La detección precoz del cáncer de mama reduce el riesgo de morir por la enfermedad en un 25 a 30%. Las mujeres deben comenzar a realizarse mamografías anualmente a partir de los 40 años y hasta los 55, donde se deberían espaciar cada dos años, siempre que no tengan un riesgo mayor por antecedentes familiares.

Las mamografías no previenen el cáncer de mama, pero pueden salvar vidas si se detecta la lesión lo más temprano posible. Por ejemplo, se ha demostrado que disminuyen el riesgo de morir de cáncer de mama en un 35% en mujeres mayores de 50 años.

La detección precoz también ha significado que una mayor cantidad de mujeres que se encuentran en tratamiento por cáncer de mama pueda conservar sus mamas. Si se lo detecta en las etapas iniciales, el cáncer localizado se puede extirpar sin necesidad de extirpar toda la mama (mastectomía). El principal riesgo es que no son perfectas.

El tejido mamario normal puede ocultar un cáncer de mama y este no se observa en la mamografía y se denomina falso negativo, circunstancia que se ha minimizado con la integración de la Tomosíntesis.

Por otra parte, la mamografía puede identificar una anomalía que parece un cáncer pero resulta ser normal.

Esta “falsa alarma” se denomina falso positivo. El tener un diagnóstico de cáncer de mama implica más análisis y consultas de seguimiento, que pueden resultar estresantes.

Las mujeres también deben hacerse una autoexploración de mamas con regularidad, consultar a un profesional médico experimentado para que le realice un examen de mamas con regularidad y, en algunos casos, obtener también alguna otra forma de imágenes mamarias, tales como la Mamorresonancia, Ecografías con Doppler Color o la Elastografía.

Comentarios