Güemes sin asfalto hasta completar un segundo acueducto

El recambio de un solo caño, las roturas de otros y los valores de la obra fueron criticados por el intendente. Desde Arsa respondieron que “es una falacia”.

La instalación del nuevo acueducto de 700 mm sobre calle Güemes, entre Mendoza y Jujuy está prácticamente terminada. En principio podría pensarse que en poco tiempo avanzará el proyecto municipal de asfaltado con bulevar incluido. Sin embargo esos trabajos no podrán concretarse hasta que Arsa resuelva un segundo problema: el recambio de otro acueducto, en este caso de menor dimensión (500 mm).
Ante las consultas de este medio, el intendente Martín Soria mostró el proyecto pensado para ese sector de la ciudad y cargó contra la empresa provincial.
Recordó que la idea es realizar un bulevar parecido al del Paseo del Bicentenario, pero dijo que por las demoras en las obras que lleva adelante Arsa, no se puede avanzar.
La primera crítica del intendente fue el año pasado, cuando cuestionó la calidad en que se encontraba el material luego de haber estado “abandonado al rayo del sol” durante más de un año.
En esta oportunidad recordó que el cambio del acueducto que viene realizando la empresa contratada “Cotravame”, no es el único caño que existe bajo tierra, habiendo a la fecha tres caños: uno de 700, anulado, el nuevo acueducto, de la misma medida y otro de 500 mm “lleno de roturas”, sin contar otras dos cañerías de menor dimensión que proveen del servicio a los frentistas de la calle Güemes.
“Es imposible empezar una obra de asfalto como la que venimos proyectando desde hace años, porque aún existen cañerías que hay que cambiar. Sólo cambiaron un acueducto, pero existe otro de menor dimensión. A eso se suman las constantes pérdidas de otras cañerías”, enumeró Soria.
A eso se suma otra polémica que tiene que ver con el presupuesto de la obra.
“Los caños fueron comprados en el 2016 por Arsa por casi cuatro millones de pesos. O sea que la empresa Cotravame sólo tenía que realizar el zanjeo y conexión del nuevo acueducto de un kilómetro por casi 4 millones de pesos. En total, para esa obra se gastaron cerca de 8 millones. El mismo monto que costó en Bariloche una obra mucho más grande”, se quejó.
La obra a la que se refiere es la instalación de un acueducto de dos kilómetros y una cisterna para almacenamiento de 500 m3, con aporte de agua del arroyo Ñireco.

Respuesta desde Arsa
Ante estas críticas, “La Comuna” se comunicó con el titular de la empresa Aguas Rionegrinas Sociedad Anónima, Roger García, quien dio su punto de vista sobre la obra de calle Güemes.
Según explicó, los mil metros de cañerías, entre Mendoza y Jujuy, contienen dos acueductos: una para la zona alta, de 500 mm y otro caño, de 700 mm, que provee de agua a la zona baja.
“El que se cambió fue el de 700 mm. Ahora los ingenieros analizan qué se hará con el de 500. Una opción es repararlo y otra utilizar el viejo caño de 700 mm y usarlo como camisa colocando en su interior el nuevo de 500 mm de PRFV (Plástico Reforzado con Fibra de Vidrio) anulando el viejo de 500 mm, pero sin hacer zanjeo”, informó García.
Consultado sobre cuándo se podrían iniciar esos trabajos, respondió no tener fecha hasta tanto los ingenieros indiquen cuál es la mejor opción con el acueducto de 500 mm.
En cuanto a los presupuestos criticados por el intendente, dijo que es una “falacia”.
“No se pueden comparar las obras porque el de Bariloche es otro tipo de cañerías, de 200 mm, que soporta cuatro kilos de presión y se colocan a dos metros de profundidad, mientras que el de Roca es de 700 mm y va a cuatro metros de profundidad y soporta 9 kilos de presión”, comparó.
“Se nota mucho la falta de información cuando se hacen estas comparaciones de obras. Sino tendríamos que comprar lo que hace el municipio con el Canalito que es vergonzoso, pero la provincia prioriza los servicios básicos para la gente que más necesita”, respondió, refiriéndose a las obras de agua que se realizan en barrio Nuevo.
García aprovechó para cuestionar al concejal Ignacio Casamiquela, quien semanas atrás criticó a Arsa por las roturas y el año pasado por los caños del acueducto abandonados en una chacra. “Me gustaría desafiarlo al arquitecto, que si son gobierno, cuántos round dura en Arsa, a ver si puede solucionar en seis meses los problemas de Roca. Cuando fue inspector de la provincia dejó mucho que desear”, disparó.

Plan Castello
El funcionario provincial recordó que el próximo 26 de junio se realizará la apertura de sobre de las licitaciones para la continuidad del acueducto de 700 mm de calle Güemes, en el tramo que va entre calle Jujuy y la planta potabilizadora de agua ubicada en Stefenelli.
De esta manera se busca solucionar las constantes pérdidas de agua potable que existen en esos dos mil metros y que se tiran al desagüe lindante.
También el 26 de junio se abrirán los sobres licitatorios para otras obras de agua como la del corredor de calle Viterbori, brindando mejoras al sur de la ruta 22, a lo que se sumará la mejora para el sector de J.J.Gómez.
La licitación de obras se realizan con financiamiento del Plan Castello, con un presupuesto asignado de $82.949.829. Se estiman que las obras beneficiarán a unos 15.000 habitantes, informaron desde Arsa.

Dato: 

8 millones costó en total el recambio de un acueducto de un kilómetro en calle Güemes de Roca.

Hay algo que no cierra. Es raro que la obra de Roca cuesta lo mismo que una obra mucho más grande en Bariloche”. Martín Soria, Intendente de Roca.

No se pueden comparar la obras. En Bariloche son caños de 200 mm que se colocan a menor profundidad”. Roger García, titular de Arsa.

Comentarios