Gigantes petroleros recorren para explorar la barda norte de Roca

Empezaron los trabajos de prospección sísmica en el área Cerro Manrique, concesionada a la estatal YPF.

Una inversión de 22,7 millones de dólares empezó a desplegarse para desentrañar la información guardada debajo de la meseta y definir si la zona norte de Roca puede albergar en un futuro cercano un polo de producción hidrocarburífera.

Los protagonistas de la historia son enormes camiones y varios operarios, que dos semanas atrás comenzaron a recorrer un área de 395 kilómetros cuadrados para realizar tareas de prospección sísmica.

Por eso varios deportistas que habitualmente recorren los senderos ubicados al norte del aeropuerto, entre la Ruta 6 y el camino que conduce a la planta de Oldelval, observaron durante los últimos días una gran cantidad de cables sobre la superficie, ingresando en varios sectores a pequeños pozos.

Se trata de los conectores para los geófonos, que a través de un sistema de sensores emiten información sobre la formación geológica luego de las vibraciones que genera el camión.

La adquisición y procesamiento de sísmica 3D fue encargada por la empresa YPF a la firma Wellfield Services, que instaló su base en Roca para un trabajo que demandará presencia al menos durante 20 días más en la barda norte de la ciudad.

Esta compañía, de capitales chilenos, se especializa en la búsqueda de la información que después interpretan las petroleras para evaluar si dan un paso más en el proyecto. “Si se decide hacer un pozo y las muestras son positivas, se puede hacer una extracción”, explicaron fuentes del sector.

Todo se desarrolla dentro del área Cerro Manrique, que el gobierno provincial adjudicó a YPF a mediados de este año y que genera altas expectativas para el sector energético, por su cercanía con la Estación Fernández Oro.

De todas maneras, voceros de la compañía estatal recalcaron que la prospección sísmica es el primero entre varios pasos que deberán darse antes de hablar de un desarrollo integral del área.

El contrato firmado en junio pasado incluye la perforación de un pozo exploratorio, en un lugar a definir.

Lo que también informaron fuentes de YPF es que la actividad exploratoria en el área Cerro Manrique será continuada con trabajos similares en el área Chelforó. La superficie a recorrer allí es de 6.720 km2, la más grande de la provincia, que están prácticamente inexplorada.

Este sector fue adjudicado en el 2015 y en el 2017 ya se realizó prospección aerogravimagnetométrica, a través de un avión especial que sobrevoló parte de la barda norte.

Desde YPF destacaron que además de las expectativas que generan estos proyectos para la compañía, se trata de un paso muy importante para la provincia, porque implica poner en valor recursos sobre los que no hay información.

Es un paso muy importante para la provincia, porque implica poner en valor recursos sobre los que no hay información. Voceros de YPF

Caldiero: “Para nosotros significa un desafío y una gran responsabilidad”

El secretario de Energía de Río Negro, Sebastián Caldiero, dijo que hay “una gran expectativa” en torno al inicio de la actividad exploratoria en el área Cerro Manrique, sobre la base de los descubrimientos en bloques vecinos.

“No solamente por lo que sucede con Estación Fernández Oro, al sur de este bloque, sino también por lo que entregan otras áreas importantes ubicadas al norte como La Yesera y Loma Negra”, detalló el funcionario del gobierno provincial.

“La licitación fue otra de las acciones que pusimos en marcha desde la Secretaría de Energía para explorar los diferentes yacimientos y poder darle sustentabilidad a la actividad en el tiempo. En este sentido, en 2015 se adjudicó a YPF el bloque Chelforó, que es el más grande de la provincia; y el año pasado se reactivaron los permisos exploratorios de las áreas Laguna El Loro, Angostura y Puesto Zúñiga”, recordó.

Caldiero aseguró que “para nosotros significa un desafío y una gran responsabilidad, enmarcado en lo que continuamente buscamos, que es el incremento y desarrollo de nuestras reservas”.

  • 22,7 millones de dólares invertirá la empresa para el desarrollo de las tareas de exploración.
  • 395 km/2 conforman la superficie del área en el que se busca información para la producción.

Los camiones vibradores que se pueden ver por estas horas en la barda norte. Los datos que obtienen sobre la formación geológica son claves para el desarrollo de una eventual extracción.

Comentarios