Fue a dejar empanadas, le robaron la moto y sospechan de delincuentes que dieron varios golpes

La policía está tras los pasos de dos delincuentes que se movilizaban armados y en moto, y que en los últimos días dieron al menos tres golpes en la zona norte de la ciudad.

El primero ocurrió el miércoles por la noche en calle Urquiza al 3800 cuando una mujer fue a dejar un pedido de empanadas a un domicilio ubicado en ese sector de la ciudad. Cerca de las 23, al menos dos sujetos le robaron la moto marca Motomel 125 c.c. que había dejado estacionada en la vereda.

Pero al parecer, los sujetos no se conformaron con eso y utilizaron el mismo rodado para concretar otros dos atracos. El segundo sucedió en calle Jilguero y Aníbal Troilo, cerca de la 1:30, cuando asaltaron a un joven que transitaba a bordo de una bicicleta rodado 29, de color negra.

Los delincuentes se trasladaban en una moto -similar a la robada a la primera damnificada- y cuando interceptaron al ciclista, lo amenazaron con un arma de fuego.

El último atraco ocurrió cerca de las 6:30 en la intersección de las calles San Juan y Cóndor cuando los mismos asaltantes amenazaron con una pistola a un docente que a esa hora transitaba por esa zona. Le robaron su mochila con todas sus pertenencias.

En el hecho intervino personal de la Comisaría 21 que realizó las diligencias en los tres hechos. Una fuente consultada por este medio detalló que los ladrones le quitaron los plásticos a la moto de manera tal de no ser identificada con el primer robo a la mujer que vendía las empanadas.

Comentarios