Fin del misterio: conocé los números de la Fiesta de la Manzana 2018

La próxima edición de la fiesta nacional costará 24 millones de pesos. La mitad de ese monto será aportado por el municipio y los 12 millones restantes surgirán en partes iguales de la recaudación por publicidades y de la concesión de stands y puestos gastronómicos dentro del predio.

Los datos sobre la erogación estatal aparecen en el Presupuesto 2018 y la relación entre esa partida y el costo total del evento fue informada a “La Comuna” por el intendente, Martín Soria.

  • El aporte del municipio crecerá un 37,2% con respecto a la edición 2017, que tuvo 8,7 millones.

De esta manera, por primera vez en los últimos 15 años el gobierno municipal aceptó hablar de los números de la fiesta en la previa de la próxima edición. Soria rompió el halo de secretismo que siempre rodeó a la Fiesta de la Manzana, sobre todo en los primeros años de la gestión de su padre al frente del municipio. Y en la entrevista con este periódico defendió el monto que destinará la gestión para organizar las tres noches de espectáculos y entretenimientos en febrero del 2018.

Foto: PFP

“Para nosotros la fiesta siempre fue una inversión. No estamos tirando manteca al techo”, afirmó el mandatario local en referencia a todos los efectos positivos que genera la Manzana para la economía de Roca y del Alto Valle.

Lo que también admitió fue que el compromiso presupuestario que demanda el evento es cada vez mayor para el municipio.

Cuando “La Comuna” lo consultó sobre la incidencia del aporte municipal en el global, respondió que “ese 50% de los recursos que aparece en el Presupuesto, que a veces era de 8 millones, otras de 10, de 12, depende de la realidad económica”.

Y rápidamente atribuyó parte de las responsabilidades sobre esa situación a la ausencia de otros aportes estatales, ya que Nación y Provincia no suman recursos a la organización de la fiesta. “Lamentablemente desde que asumió el gobierno de Macri, con su revolución de la alegría, el gobierno nacional no ha colaborado con la fiesta”, señaló.

La comparación de las partidas presupuestarias indica que entre la edición 2017 y la del año próximo, el municipio destinará un 37,2% más de dinero. El año pasado habían sido 8.740.000 pesos los incluidos en el Presupuesto, es decir 3.260.000 pesos menos que los previstos para la fiesta que se viene.

Contexto

Para poner en contexto los números informados oficialmente, hay que recordar que el Presupuesto total del municipio para el año próximo es de 987 millones, por lo tanto la Fiesta de la Manzana representará el 1,21% del total de recursos previstos para todo el ejercicio.

 

 

Y en comparación con las celebraciones similares que se realizan en la región, “La Comuna” pudo saber de fuentes oficiales que la Fiesta de la Pera tiene un presupuesto de 4,5 millones para el 2018.

Ese evento que se realiza a fines de enero costó este año para el municipio de Allen 3.343.000 pesos, con un ingreso por venta de stands de 1.018.500 pesos. A esa suma hay que agregarle aportes que no pasaron por el municipio, como un espectáculo musical, cuyos 400.000 pesos de costo fueron pagados por una empresa.

Por su parte, la Fiesta de la Confluencia costó 4,6 millones al municipio de Neuquén en su edición 2017, pero su esquema presupuestario es diferente al de Roca.

Los cachés de Miranda!, Kevin Johansen y Los Pericos quedaron fuera de los gastos municipales porque formaron parte de la “gentileza” de programas nacionales de Cultura, que se encargaron de costear la presentación de estos artistas.

En la Manzana esos aportes externos no existen desde hace tres años, corriendo por cuenta del municipio todos los gastos por los shows.

Cifras

Fiesta de la Manzana

  • 8,7 millones de pesos puso el Municipio de Roca para la organización en el verano 2017.

Fiesta de la Confluencia

  • 4,6 millones de pesos destinó el Municipio de Neuquén para la fiesta este año.

Fiesta de la Pera

  • 3,3 millones de pesos destinó el Municipio de Allen para el evento en 2017.

¿Qué índice de inflación siguen?

Los números de la Manzana no siguen la lógica inflacionaria que utilizó el mismo gobierno roquense para otros rubros. Por caso, en la última sesión del año los concejales del bloque oficialista se jactaron de aumentar las tasas sólo un 25%, mientras otros municipios “macristas” lo habían hecho en el orden del 40%.

En tanto, la partida de Personal -que rige los sueldos municipales- se aprobó con un 46% de aumento con respecto al Presupuesto 2017. De esta manera, el 37% de incremento que se aplicó a la partida para la Fiesta aparece fuera de una línea clara de ajustes, teniendo en cuenta también que a nivel nacional la inflación estimada de este 2017 ronda el 22%.

Foto: PFP

Nación y Provincia no ponen dinero

El intendente Soria se quejó del “federalismo medio extraño” que aplica el gobierno nacional para apoyar los eventos populares como la Fiesta de la Manzana.

“Con algunos sí y con otros no. Lo mismo hacen con los aportes a los municipios, que se los dan de acuerdo al signo político”, sostuvo en la entrevista con “La Comuna”.

De todas maneras, dijo que “como todos los años, pedimos el aporte, una colaboración que es simbólica, porque 700.000 pesos no te alcanzan ni para el sonido de la fiesta”.

Con respecto a la Provincia, también fue crítico. Y aportó un dato elocuente: “no pagan ni siquiera la seguridad. Es el municipio el que tiene que hacerse cargo de los adicionales para los operativos de los tres días”.

“La gran inversión municipal tiene su contraprestación”

¿Es un exceso organizar una fiesta de 24 millones de pesos, destinando 12 millones del presupuesto municipal? ¿Hay otras prioridades en la ciudad? ¿Es un gasto o hay que verlo como una inversión que favorece a Roca y a todo el Alto Valle?

La polémica se reedita cada vez que se habla del costo de la Manzana. Para el intendente, Martín Soria, “la recuperación de la Fiesta, del 2003 a la fecha, siempre ha sido uno de las maneras de volver a contagiar a la ciudad, ponerle el ritmo de una ciudad que no se detiene”.

“La Fiesta de la Manzana es uno de los eventos más grandes, no sólo de la Patagonia. Por eso seguir apostando a su realización tiene que ver con esa recuperación de la autoestima de los vecinos de Roca y del Alto Valle. Eso es lo que a Roca le sigue permitiendo generar este tipo de eventos, que trascienden las fronteras de la ciudad”.

“Roca no es una ciudad turística, entonces tenemos que generar esa oportunidad de que venga mucha gente”.

Soria -que es presidente de la comisión organizadora- considera clave ese fin de semana de febrero. “Roca no es una ciudad turística, no es como Bariloche o Las Grutas. Entonces tenemos que generar esa oportunidad de que en algún momento del año venga mucha gente a la ciudad”, describió ante “La Comuna”.

“Seguir apostando a su realización tiene que ver con la posibilidad que durante todo un fin de semana la ciudad se vista de fiesta, pero sobre todo que colapsen los servicios de hotelería, los departamentos de alquiler, el centro, el predio de la fiesta, lleno de gente que viene desde otras ciudades”, afirmó.

Por eso sostuvo que “la gran inversión que hace el municipio tiene su contraprestación, porque durante ese fin de semana y antes también, la ciudad y la región tienen sus hoteles repletos. Lo mismo con Apycar, que se llena de carpas”.

“A todo eso hay que sumar restaurantes, kioscos, el centro, todo lo que se genera alrededor de la fiesta”, agregó.

Por último, consideró que “también es una forma de mostrar la ciudad, porque ese fin de semana viene un montón de gente que no sabe lo que es el Paseo del Canal Grande, o el Paseo del Bicentenario, las bodegas y todo lo que tiene General Roca”.

Comentarios