Familias de Guerrico reclaman por loteos sociales

Un grupo de familias de Guerrico realizará hoy a la tarde una protesta, en reclamo de loteos sociales. Aseguran que el proyecto de ampliación territorial fue presentado hace cinco meses, pero “no avanza”. Exigen al poder ejecutivo una respuesta a la demanda o el compromiso de tratar el tema a comienzo del año próximo.

Nos dijeron que el proyecto ya fue aprobado en el Concejo Deliberante y que ahora lo está avaluando el Municipio, porque tienen que ver si es viable. Pero nos están poniendo trabas, nos dicen que no tienen plata y que hay que esperar el cambio de gobierno”, comentó Daniela Ordoñez, una de las impulsora del proyecto.

Quienes esperan poder acceder a un terreno en este punto de Allen señalaron que están todas las condiciones dadas para que se ejecute la ampliación, ya que hasta allí llegan la mayoría de los servicios tales cómo el agua, la luz y el alumbrado público.

Se nos hace imposible comprarle un terreno a un privado, por eso queremos que el municipio compre estas tierras para pagarlos a un valor más accesible, ya que las personas que esperan la concreción de este proyecto, tienen un ingreso mínimo”, agregó Daniela.

Por esta razón hoy a la 16 realizarán una “mateada”, frente a la salida de Guerrico, a pocos metros de Ruta 22. Reclaman el loteo de 8 hectáreas que permitiría el acceso a unas 100 familias. Sin embargo, desde la Secretaría de Planificación de la Municipalidad de Allen explicaron que el pedido de loteo en esta zona es “inviable”.

En Guerrico no se puede fraccionar la tierra para urbanizarla, lo establece una normativa del 2016. Sino cualquier chacarero podría hacer un barrio donde quisiera y esto generaría un crecimiento desordenado de la ciudad. Además no es competencia del ejecutivo aprobar el fraccionamiento de una tierra rural. Todos los días nos llegan pedido de este tipo, pero las familias que quieren acceder a un lote tienen que inscribirse en un registro de Desarrollo Social y cumplir con algunos requisitos”, indicó Oscar Martínez, Secretario de planificación.

Además explicó que la normativa que impide la compra de tierras productivas forma parte del Plan Rector de la ciudad, que detalla todo lo que se puede y no se puede hacer en cada lote, terreno y zona del ejido municipal, preservando áreas productiva irrigada.

Comentarios