Falta de respeto por los protocolos sanitarios opacó la vuelta del ciclismo

El domingo pasado la gobernadora Arabela Carreras habilitó la práctica del ciclismo deportivo en toda la provincia. La pregunta después de los primeros días de funcionamiento es si los ciclistas serán capaces de cuidar la tan preciada libertad para desarrollar su actividad en tiempos de pandemia.

Tras la sorpresiva medida, en una provincia que tiene el tercer mayor porcentaje de casos de coronavirus cada 100.000 habitantes, empezaron a verse ciclistas en distintos puntos de la provincia. Hubo algunos que no respetaron el protocolo sanitario básico. Y fue inmediato el llamado de atención de referentes del ciclismo para respetar las medidas para circular.

Hay dos puntos que todas las municipalidades que abrieron la actividad pusieron como condiciones principales: el uso de tapabocas y la necesidad de circular individualmente y no en grupo, como es habitual entre los deportistas. Este último ítem y el no respetar los límites de cada ciudad fueron las faltas recurrentes en los primeros días de la habilitación.

El miércoles la Policía de Río Negro se quejó por el incumplimiento del protocolo de circulación. Esa jornada fueron descubiertos cuatro hombres en una camioneta que desde Allen habían llegado hasta Paso Córdoba a pedalear, cuando está prohibido traspasar los límites de cada jurisdicción y tampoco se permite ir a tantas personas en un vehículo.

El principal punto que no cumplieron algunos ciclistas fue el de circular individualmente y a más de 10 metros como mínimo de otros deportistas.

Un día antes el director de Deportes de Cervantes, Roberto Moraga, advirtió que ciclistas de Roca estaban pedaleando en la zona. El Municipio vecino a Roca implementó tal vez una de las medidas más novedosas, pues hizo un registro de deportistas para saber quiénes circulaban en su ejido. Se inscribieron más de 100 personas.

Ayer, en el sector de la ruta 6 entre Roca y Paso Córdoba era muy marcado el incumplimiento de medidas como circular a más 20 metros de los otros ciclistas, usar el barbijo de forma inadecuada o directamente no usarlo, además de cumplir con las medidas de seguridad mínimas para andar en bici.

Carlos Heredia, entrenador y organizador de competencias de ciclismo, señaló que la mayoría de los deportistas respetaron las normas, pero siempre hay personas que “creen que no se pueden contagiar”. Remarcó la necesidad de cumplir y hacer cumplir con lo dispuesto en este caso por la Municipalidad de Roca.

El jueves, Federico Nogueiras, ciclista, organizador de carreras y dedicado al cronometraje deportivo, fue contundente en sus redes sociales: “Nunca había visto tantos ciclistas ni tantas huellas en los senderos de nuestras bardas… y eso está bien… muy bien… que usemos la bici para movernos y hacer deportes. Ahora, lo que no está bien es que no respeten el simple protocolo establecido. He visto ciclistas en grupo sin respetar distancias mínimas (se ve que tienen miedo a perderse…) y en lugares no habilitados”, afirmó.

Todos pensamos que a nosotros no nos va a pasar. Por eso se ven algunos ciclistas que no cumplen con el protocolo».

Carlos Heredia, entrenador, ciclista y organizador de carreras.

Las salidas grupales o de a dos se repitieron en otras ciudades como Allen y Regina. Sebastián Ruiz, ciclista de Regina, cree que con el paso de los días se respetarán las normas. Planteó que, como ahora están saliendo personas que no lo hacían habitualmente, el comienzo fue un tanto caótico.

Tanto Heredia como Ruiz se esperanzan en que los deportistas se ordenen y la actividad pueda seguir desarrollándose sin problemas. Sin riesgos sanitarios. Porque todos leyeron la advertencia lanzada por el ministro de Gobierno, Rodrigo Buteler, el lunes pasado, cuando se habilitó la actividad. “Si la gente no es responsable, sale innecesariamente, no cumple con las normas sanitarias… el gobierno no va titubear a la hora de volver atrás con las medidas“.

Comentarios