Enojo de comerciantes de Roca por el corte de calle una semana antes del aniversario

La avenida Roca está cortada desde el lunes.

Desde el lunes la avenida Roca entre las calles Tucumán y Mitre, una de las más céntricas, se encuentra vallada a raíz de los preparativos del aniversario de la ciudad y los comerciantes de la cuadra volvieron a mostrar su enojo porque les genera una gran caída de las ventas y acrecienta la inseguridad. Sostienen que cada vez que se comienza con el despliegue del escenario para la fiesta roquense las ventas disminuye notablemente, ya que los acceso a esa cuadra están totalmente cerrado. Manifiestan que todos los años repercute de la misma manera y que el municipio nunca consideró esta situación pese a los reiterados reclamos.

Se trata de una cuadra ubicada en pleno centro, llena de locales comerciales, en la que los cortes y las pérdidas son moneda corriente. Pero durante el aniversario de Roca (1 de septiembre) el panorama es más complejo, ya que durante 6 días la circulación es casi nula y el ritmo de las ventas disminuye e incluso hace que la mayoría de los negocios, cierre el día sábado. En esa cuadra funcionan varias tiendas, una casa de comida rápida, dos librerías, dos kioscos, un cyber, una panadería, un bar, una zapatería, una farmacia y el cine.

“Lamentablemente estamos acostumbrado a que nos corte la calle. Todo los años pasa lo mismo. Pase lo que pase en esta zona terminamos afectados, porque estamos ubicados en plano centro y siempre hay actividades que hacen que corten el acceso a nuestra cuadra”, señaló Silvina, dueña de una casa deportiva. Además comentó que si bien su local tiene trayectoria, debido a los años que lleva funcionando en el mismo lugar y tiene su clientela, afirmó que “la disminución de la venta es notable”.

“Para nosotros cerrar un sábado es terrible pero lo tenemos que hacer porque sabemos que la gente no sale a comprar”, sostuvo.

Comentó que desde la municipalidad nunca se acercaron a plantear la situación y que le hubiese encantado que los tengan en cuenta, que los incluyan de alguna manera. “La solución a este problema es que esta calle la conviertan en avenida”, apuntó.

María José, es propietaria de una tienda de ropa que lleva funcionando dos meses y dijo que el cierre de la cuadra “me partió al medio” y que es “tremendo” cómo se frenaron las ventas. “En un principio pensé en abrir el sábado, porque no estoy en condiciones de darme el lujo de cerrar. Pero después lo pensé y decidí no abrir el viernes, ni el sábado porque no tenemos la seguridad necesaria y al andar tanta gente en la calle eso días corremos el riego de que nos roben”.

“El municipio debería hacernos un descuento en los impuesto al menos, porque los días que cierran la calle las ventas bajas y eso significa que lo ingresos de cada local disminuye”, manifestó Claudia Salina, dueña de una librería. Comentó que todos se preguntan porque no se levanta el escenario en la cuadra siguiente, ya que “de esa manera no afectarían a nadie e incluso nos ayudaría a trabajar mejor”.

Uno de los quiosqueros de la cuadra, Hugo Martos sostuvo que el vallado del lugar “cortó todo el movimiento” y que se acercó al municipio para llevar la iniciativa de ubicar el escenario sobre calle San Martín, sin tener respuesta favorable. “En ese lugar no jodería a nadie, pero el gobierno municipal se encapricho en ubicarlo sobre Mitre, sin importarle que eso afecta a todos los comerciantes de la cuadra”.

“Yo hace 10 años que tengo mi local acá en avenida Roca y traté mediante cartas y notas hacerles saber al organismo municipal todo lo que nos afecta la interrupción de las actividad pero fue en vano. Ellos tiene el poder de hacer lo que quieren y así lo hacen”, apuntó otra de las comerciantes. “Para ellos nuestros derechos no existen, pero si nos exigen tener al día el pago de nuestros impuestos, nos tienen en cuanta para recibir colaboraciones”, finalizó.

Comentarios