En la comisaría Tercera extreman las medidas de seguridad ante el coronavirus

En los últimos días, las autoridades de la Comisaría Tercera extremaron las medidas de control para evitar nuevos contagios como el ocurrido en la sede policial de las 250 Viviendas, donde un caso generó temor y dudas entre los propios uniformados.

Es por eso que con la ayuda de vecinos solidarios, las autoridad de esta sede policial que alberga unos 150 efectivos, comenzaron a realizar distintos tipos de actividades como la desinfección de oficinas y calabozos, y también la toma de temperatura corporal al personal que ingresa a su labor diaria.

El comisario Gastón Leiva, a cargo de esa sede policial ubicada en Sarmiento y 25 de Mayo, explicó que se tratan de medidas preventivas para tratar de minimizar los efectos del Covid 19.

Destacó que entre las rigurosas exigencias, los policías y personas ajenas a la institución, primero debe registrarse y luego se le toma la temperatura corporal con un detector digital que fue donado -de forma anónima- por un vecino de la ciudad. También exigen la utilización del barbijo, una medida que ya ha sido adoptada en la provincia hace varias semanas.

Además, otros vecinos colaboraron con la entrega de una mochila (tanque) para la desinfección no sólo de las oficinas de la dependencia sino también de los calabozos donde se encuentran alojadas las personas privadas de su libertad.

«Con la ayuda de un pulverizador manual y un mameluco protector, el personal policial, efectúa diariamente la desinfección de los vehículos utilizados como patrulleros, motocicletas de la Brigada Motorizada y bicicletas, que habitualmente son utilizadas por el equipo de bici-policial», según se informó.

Todas las medidas, incluso las de desinfección, las lleva adelante personal policial, quienes agradecieron la colaboración de los vecinos solidarios que desinteresadamente entregaron el equipamiento.

Comentarios