Elevaron un amparo para garantizar una obra de agua clave

Concejales del FpV fueron a la Justicia porque los caños para la calle Güemes estuvieron más de un año a la intemperie.

Hace dos semanas comenzaron las obras para reemplazar el acueducto de calle Güemes, uno de los principales de la red de agua potable de Roca.

Sin embargo, los caños para realizar esta obra estuvieron a la intemperie más de un año y por eso desde el bloque de concejales del Frente para la Victoria presentaron ayer un amparo colectivo “para asegurar la calidad” de los trabajos.

Los ediles se mostraron “preocupados por la falta y confusa información sobre la tan ansiada obra”, considerando necesario que se verifique el estado de los materiales.

En el escrito pidieron a la Justicia que se garantice el cambio del acueducto desde la Planta Potabilizadora, en Stefenelli, hasta la calle Mendoza, ya que allí “se han detectado aproximadamente 30 roturas, que ocasionan una pérdida de agua potable más que importante”.

También reclamaron que se ordene hacer una prueba hidráulica por tramos, mientras se ejecuta la obra, con la misma presión que va a trabajar una vez habilitadas las mejoras.

Una tercera petición fue que esa prueba sea supervisada por un organismo externo, por ejemplo la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional del Comahue u otro organismo que determine la Justicia.

“Por razones de confiabilidad solicitamos que se realice con supervisión externa”, precisaron los integrantes del bloque oficialista.

El amparo busca también que se especifique cuál de los dos acueductos existentes en la calle Güemes, entre Mendoza y Jujuy, se pretende cambiar.

Finalmente, y anticipándose a reacciones del gobierno provincial, los concejales aseguraron que “este amparo colectivo de ninguna manera entorpece o demora la ejecución de la obra”, porque “las peticiones planteadas se pueden ejecutar mientras se realiza la misma, por lo que se descarta cualquier demora que se le atribuya a la presentación”.

Un cambio necesario luego de cuatro décadas

El gobierno provincial aseguró días atrás que los materiales para la obra de la calle Güemes son “modernos y de mayor durabilidad, que permitirán reducir pérdidas de los viejos caños de cemento”.

El proyecto se basa en el reemplazo de parte del acueducto de hormigón armado de 700 mm -que fue instalado hace 40 años- por uno de PRFV (plástico reforzado de fibra de vidrio).

  • 3.911.936 es el monto que se destinará a la obra, que está ejecutando la empresa Cotravame.

Comentarios