El viaje de repatriados que interrumpió el protocolo en Roca

Los operativos de repatriados se hacen punto a punto, con una estricta grilla de condiciones. El domingo 17 de mayo, en Roca, hubo una excepción.

Un viaje de repatriados que se inició en Ezeiza con pasajeros que venían del exterior, se vio interrumpido en Roca el domingo pasado. Fue por la intervención de autoridades locales y provinciales para que se bajara un vecino de esta localidad que venía de Italia.

El viaje tuvo por destino final Bariloche, previo paso la terminal de Omnibus de Neuquén. Pero tuvo una parada (no programada) en la caminera de Roca para que descendiera un pasajero cuya familia gestionó evitar el viaje hasta la capital neuquina.

Ver más: Restringen el paso entre Río Negro y Neuquén por los casos de coronavirus

La explicación fue que los domingos en Neuquén, está prohibido circular y el retorno sería engorroso.

Las autoridades de la CNRT no tienen antecedentes de otro operativo de repatriados en el que el pasajero descendiera en la ruta.

Tampoco es habitual que las autoridades intervengan en pleno viaje sanitario bajo los protocolos Covid-19, para lograr un descenso más cómodo de los repatriados. En Roca, ocurrió el domingo 17 con una unidad que salió el 16 de mayo de Ezeiza y que dejó antes repatriados en Mar del Plata, Bahia Blanca y Santa Rosa . “Eran no más de 9 repatriados todos con la misma condición, venían del exterior y subieron en Ezeiza”, se informó.

Más info: Confirmaron tres casos nuevos de coronavirus en Roca: en total suman 15

Cuando “Río Negro” consultó a la intendencia, se deslindaron responsabilidades en el ministerio de Gobierno. A su vez el gobierno de Río Negro sostuvo que su intervención fue a pedido del gobierno local. En lo único que coincidieron fue en que se aplicó el protocolo sanitario tras el descenso del viajero; pero no se dio a conocer qué autoridad (comisario, ministro o secretario) frenó el colectivo con destino a Neuquén y habilitó la bajada del repatriado.

La policía rionegrina detuvo el colectivo y rompió el protocolo sanitario al ordenar el descenso del repatriado a la vera de la ruta 22, se reclamó desde la delegación Neuquén de la CNRT.

“María Emilia Soria no intervino en ningún operativo de repatriación. Tomado conocimiento que desde el Ministerio de Gobierno de la provincia de Río Negro autorizaron el descenso del pasajero en el puesto de la policía caminera de Roca, la intendenta solicitó que el descenso se realizara, igual que en todos los otros casos, en la terminal de ómnibus de la ciudad”, se comunicó oficialmente. “Desconozco” por qué se hizo el operativo en la caminera, trasmitió la vocera de la intendenta.

Desde el gobierno rionegrino se replicó que “fue el municipio de Roca el que gestionó ante la CNRT que el colectivo entre en Roca. Cuando estuvo en la zona, la CNRT no se había comunicado con el chofer y el conductor no quiso entrar sin la orden de la CNRT que es el que tenía el control del operativo de repatriados, entonces la intendencia se volvió a comunicar con el gobierno y el operativo se hizo en la ruta. El acta oficial está en poder de hospital”, se informó.

Desde la CNRT se admitió que “la excepción se autorizó» bajo la condición de que en la terminal de Roca se cumplieran los protocolos sanitarios y de la declaración jurada firmada por el repatriado “en la que indica el domicilio donde cumplirá la cuarentena”, como se iba a realizar en Neuquén a su llegada.

Terminal de ómnibus de Neuquén. (Yamil Regules)

Pero el colectivo de repatriados nunca llegó a la terminal roquense. La unidad fue detenida en la caminera policial sobre la ruta nacional 22; y el pasajero se bajó, fue revisado por una enfermera y se retiró en automóvil a la casa en la que cumple los 14 días de cuarentena.

“La policía nos informó que el pasajero descendió en la caminera de Roca con la intervención de una autoridad provincial, y no llegó a la terminal de ómnibus. Quedará por parte de la justicia local (indagar) si la intervención se adecuó a derecho”, se aseguró desde la CNRT.

La directora del hospital de Roca, Ana Senesi, confirmó que el hospital fue convocado –con unas horas de antelación- para realizar el operativo sanitario con un repatriado que venía en viaje.

“Se aplicó el protocolo sanitario, se hicieron los controles, se firmó la declaración jurada y estamos realizando el monitoreo”, afirmó Senesi.

Ante el corrillo de versiones que se generó en Neuquén y las declaraciones de funcionarios de Neuquén que hablaron con ambigüedades de la irregularidad en el viaje de repatriados del domingo pasado, la confirmación del episodio llegó por voceros de prensa y comunicados oficiales, ya que los funcionarios y funcionarias que conocieron el detalle del viaje y sus anomalías o excepciones, no accedieron a ser entrevistados.

Desde la CNRT la información estuvo a cargo de un vocero de prensa; desde la intendencia de Roca, la versión de la jefa comunal llegó por un comunicado de la secretaria de Comunicación a la que se le solicitó la entrevista; y desde el gobierno provincial, la información oficial estuvo a cargo del secretario de Medios.

El repatriado de Italia que llegó el domingo pasado, no pudo haber descendido del operativo de traslado sin la intervención de las autoridades que actuaron en la ruta 22 para suspender el protocolo punto a punto hasta Neuquén y luego Bariloche, como destino final.