El presidente del Depo habló y le respondió al «Pulpo» Lencina

Por Wálter Rodríguez

Luego del tormentoso fin de año que se vivió en el fútbol de Deportivo Roca con la no contratación de Jorge Lencina, faltaba una voz oficial que aclarara un poco las cosas.

Luego de varios días de silencio, Gustavo López, el presidente del Naranja, habló y puso blanco sobre negro algunas cuestiones que tienen que ver con la participación del Naranja en el Regional Amateur.

Además confirmó lo que se especulaba: Diego Napolitano, quien orientó a la primera local en la Confluencia, también lo hará en el certamen federal. El entrenador, quien se encuentra de vacaciones, se pondrá el próximo lunes al frente del plantel que ya comenzó con la pretemporada.

P- ¿Qué pasó realmente con Lencina?
R- Diego Napolitano ya nos había comunicado que él no iba a dirigir el Regional Amateur, y lo hizo antes de que comenzara el Clausura de la Liga. Cuando terminó el campeonato, nosotros salimos a buscar técnico y teníamos dos o tres candidatos. Terminamos arreglando con el Pulpo en la última semana de noviembre. Fuimos claros y respetuosos y se le explicó cuál era el proyecto del club, con base en los juveniles y se pautaron traer cuatro refuerzos: Franco Moscaritolo, Luciano Roberti, Kevin Guajardo y Jonathan Valenzuela.

P- ¿Pachorra Castro no?
R- No. El no nos pidió puntualmente a Castro. En esa primera reunión se habló de esos nombres y nada más. Esos eran los refuerzos que nosotros le prometimos que íbamos a traer. No se los podía asegurar porque no sabíamos cuáles eran las intenciones de los jugadores. Convenimos que el 2 o el 3 de enero arrancábamos con la pretemporada. Incluso ya teníamos departamento y las comidas para su estadía.

P- El día que informó que se bajaba, dijo que si venía no sabía ni dónde iba a parar…
R- Eso no es verdad. Nosotros teníamos alquilado un departamento para él, que se lo íbamos a mostrar cuando viniera después de Año Nuevo. Él tenía que venir y ahí lo llevábamos… ¿Sino cuándo? Él dice que me llamó y la verdad es que no lo hizo. Son excusas.

P- ¿Cómo fue en realidad la situación que se dio con Castro?
R- En una conversación que tiene Lencina con Pompei (Jorge, vice del club), le pide a Pachorra, nombre que nunca se había puesto en la mesa el día que se habló de los refuerzos. Se hizo un arreglo económico con el jugador del cual yo no estaba al tanto. Para ser claros, se arregló por una cifra que la tesorería del club no está en condiciones de afrontar. Eso sí fue una desprolijidad y la asumo como tal, pero la verdad es que nosotros no podemos prometer que vamos a pagar lo que no podemos.

P– Lencina dijo que cuando Castro fue dado de baja, él se enteró por el jugador, que lo llamó de inmediato, y no por ustedes…
R- Él sabía que nosotros no podíamos cumplirle a Castro lo que se habló. Nosotros, lo admito, tuvimos un problema de comunicación y es un error. Pero Lencina sabía que iba a ser dado de baja. A Pachorra lo aprecio y lo conozco de hace años, pero acá en el club nadie puede prometer lo que no se puede pagar.

P- ¿Qué pasa con Batalla?
R- No se recuperó de la fractura de costilla y no va a formar parte del equipo como jugador. Mañana (por hoy) tenemos una reunión para terminar de definir su rol de Director Deportivo para ponernos a trabajar en varios aspectos.

Comentarios