El «oscuro» bache que causó al menos siete accidentes en julio

Vecinos de barrio Los Olmos denuncian que por «señalización inadecuada» en una obra de bacheo hubo al menos siete incidentes en el último mes. Dos de ellos fueron anoche, con una hora de diferencia.

Hace un mes y medio, cada tanto se escucha en horas de la noche un fuerte disparo en calle La Plata casi Río Negro. Pero el estruendo no proviene de un arma, sino del golpe de la carrocería de un vehículo chocando contra un cartel metálico.

Hace casi 40 días que distintas personas son víctimas de un bache “mal señalizado” en esa esquina, que chocan contra el cartel alegando no haberlo visto por falta de luz. Lo mismo dicen los vecinos que conversaron con “La Comuna”.

“Hace un mes y medio hicieron un pozo y pusieron dos palitos de madera con un cartel”, graficó uno de los frentistas quien pidió reserva de su identidad y que ya varias veces había intentado denunciar.

Anoche fue el día en que la gota rebalsó el vaso, ya que dos motociclistas, a una hora de diferencia, se estamparon contra la señalización del pozo volando por los aires y cayendo a la cinta asfáltica.

Sólo una hora de diferencia: primero una moto con dos personas a bordo chocó el cartel y fue a parar “tres casas más allá”. “Tenían casco, me parece que se salvaron por eso”, contó uno de los vecinos. Luego, otra moto corrió con la misma suerte.

Uno de los vecinos relató a “La Comuna” uno por uno los siete hechos que le tocó ver desde su casa y manifestó su preocupación por si esto está ocurriendo en todas las obras de bacheo que hay en la ciudad.

“Hace un mes, las 7 de la mañana una chica en moto se tragó el pozo y voló. Se partió toda la cara, se la tuvieron que llevar en ambulancia”. Luego contó que días después, un auto lo chocó y se le rompieron los amortiguadores, se lo tuvieron que llevar con una grúa.

En el tercer hecho participó otro auto que lo vio a último momento e intentó esquivarlo, pero sobrepasó cinco árboles en la vereda. “Si había un auto estacionado los mata a todos, pero pudo controlar el auto y siguió”, relató el hombre.

“Hace unos días, se lo tragó otra vez una moto. Vinieron y lo reforzaron con tierra y en vez de hacerlo de madera lo hicieron metálico, lo mismo, nunca con luz”, exclamó.

La quinta vez que los vecinos vieron esto, llamaron al 911. “Al menos pedí que nos dejen a un policía con una linterna”, ironizó el hombre. La víctima fue un motociclista.

Según explican los vecinos, la preocupación es que el cartel no se ve en la oscuridad de la noche y “con las luces de un auto de frente, no se distingue”, basándose en los dichos de los propios protagonistas.  

Esta mañana retiraron el vallado metálico colocando en la vereda ya que hace unos días, la obra de bacheo concluyó y el pozo fue cementado.

Comentarios