El juez Chirinos «está salpicado con la sangre de mi hija y tiene que pagarlo»

Estas fueron las declaraciones de Mónica Cid, la mamá de la joven bahiense Micaela Ortega asesinada en manos de Jonathan Luna, un preso de Roca a quien el magistrado Juan Pablo Chirinos había otorgado una salida transitoria, que luego usó para fugarse.

“Se atrevió a twittear (Chirinos) que ‘lo que no te mata te fortalece’ y mi hija no tuvo oportunidad de fortalecerse, a mi hija la mató”, agregó la mujer este mediodía en respuesta a los dichos del juez en la red social luego de conocer la noticia de su suspensión.  «Es repugnante como se refiere a semejante dolor», sentenció la mujer.

La mujer dialogó desde Bahía Blanca con «Río Negro» y aún ante un fuerte dolor, caracterizó que avanza en su lucha por destituir al juez que otorgó la salida transitoria a Luna, el femicida de su hija de 12 años.

 


Dijo que el caso ahora está en manos del procurador (Jorge Crespo) quien definirá si el magistrado va a jury o no, instancia que la madre de la víctima venía solicitando, además de la perpetua a Luna. “Nosotros creemos que está todo dado para llevarlo a juicio político”. 

Consultada sobre si esta es la conclusión de una etapa en su búsqueda de justicia, la mujer dijo que este es sólo el inicio. «Es el comienzo de una etapa larga, pero que me va a llevar a que mi hija descanse en paz. Espero el juicio que a este hombre, que se le quite el poder que tiene de mal llevar la justicia. Que no vuelva a ser juez nunca más”.

“Lo hizo por incompetente, no me cabe la menor duda. Lo que necesitaba era liberar un poco las cárceles. Nunca pensó las consecuencias de lo que estaba haciendo.

Además, la mujer dijo que el juez «no supo dar explicaciones, evadió todo el tiempo y siempre se desligó de responsabilidades. Lo mismo que hizo hoy cuando dio algunas notas», comentó la mujer y agregó: «yo le pedí la renuncia cosa que no hizo, lo único que intentó fue salir de Roca presentarse en diferentes concursos, cosa que impedí también con todo lo que conlleva eso, el desgaste psicológico”.

Cid había ido a ver al juez apenas apareció el cuerpo de su hija Micaela en 2016, momento que coincidió con la denuncia que radicaron las legisladoras Marta Milesi y Marta Bizzotto.

El juez roquense había sido suspendido ayer por el Concejo de la Magistratura en el marco de un proceso disciplinario abierto por su desempeño en diferentes causas, vinculadas todas a las salidas transitorias autorizadas a presos que luego cometieron graves delitos.

Ver más: «Los tres casos por los que el juez Chirinos fue suspendido»

Comentarios