El hospital de Roca tendrá el primer banco de leche de Río Negro

Marianela Vergara/marianelavergara@rionegro.com.ar

Mañana es el Día Mundial de la Donación de Leche Humana y el López Lima avanza para concretar el proyecto. Ya cuenta con edificio y una pasteurizadora. Buscan padrinos para terminarlo.

El hospital Francisco López Lima se prepara para inaugurar este año el séptimo banco de leche del país. La llegada de costosos equipos en las últimas semanas, junto con la habilitación del edificio dentro de la nueva Neonatología, son las primeras acciones concretas para que el proyecto que se impulsa hace dos años esté más cerca de ser una realidad.
La máquina pasteurizadora ya está en el hospital, junto con un microscopio, un agitador, un autoclave y mil frasquitos de 150 mililitros. Lo que resta es contar con una campana de flujo laminar para los cultivos bactereológicos, una estufa y una microcentrífuga, entre otros elementos.
“Para antes de fin de año estaría listo para el lanzamiento”, adelantó el ministro de Salud del gobierno provincial, Fabián Zgaib.
El hospital roquense es uno de los cabecera en la provincia y por la complejidad que atiende su área de Neonatología, que es centro receptor de bebés en riesgo por prematurez. Y además, es el único de la provincia en el cual funciona un Centro de Lactancia Materna (ver recuadro).
“La leche humana protege y salva vidas. Disminuye las enfermedades y la muerte de bebés en riesgo, ese es el objetivo de este proyecto”, destacó la nutricionista y jefa del Centro de Lactancia Materna, Daniela Fernández.
“Hoy el centro de lactancia se limita a que cada mamá se extraiga leche para darle a su bebé, con el banco de leche toda mamá donante puede darle leche al bebé que la necesite”, enfatizó Fernández, quien cursa en Buenos Aires la Diplomatura en Manipulación y Procesamiento de Leche Humana.
Con la puesta en marcha del banco se apunta a que la mayor parte de los bebés, sobre todo los que nacen antes de término, puedan recibir leche materna.
Los de mayor riesgo son los prematuros extremos ya que son los que pesan menos de 1.500 gramos y que suelen pasar varios meses internados. Eso muchas veces deriva en que la producción de sus mamás se vuelva limitada y se complemente con leche de fórmula.
Cuando el banco funcione, esa demanda -y la de otros bebés, como los que sufren alergias o los que pesan más de 1,5 kg pero también son prematuros- se podrá cubrir con los aportes de mamás donantes.
Apta en 5 horas
Al llegar la leche materna donada se dispondrá en el frío. Para que de ser cruda se convierta en apta debe atravesar un proceso de entre 4 y 5 horas.
La primera estación prevista es un agitador, en la cual se consigue homogeneizar la grasa y el suero del fluido y hacer toma de muestras para pruebas.
Luego se chequearán las características físico químicas. Si tiene olor, alteraciones del color o suciedad se descarta.
Más adelante se chequeará la acidez. Hasta este punto se demorarán unas 2 horas y media aproximadamente, ya que se realiza una revisión individual en cada frasco recibido.
Cuando se defina que es leche apta para pasteurizar, ingresa a la máquina por una hora y media en donde se eliminan todos los posibles virus o bacterias. Es un proceso computarizado. Se colocan hasta 35 frascos en el interior y la temperatura sube a 62,5 grados y baja a 5 º.
A la salida, se realiza un cultivo para detectar coliformes, bajo un campo de flujo. Finalmente, pasa al freezer con una etiqueta que detalla las calorías que posee, identificación clave para el suministro al bebé. Puede permanecer hasta 6 meses para ser consumida.
“Por más de que el bebé no puede en sus comienzos prenderse al pecho y que nacen sin el reflejo de succión, se los empieza a alimentar por sonda con la leche de su mamá o la de una mamá donante pasteurizada”.
“Cada leche es diferente, se amolda a las características del bebé que la madre tuvo. La composición química y las grasas cambian. Pero la leche humana en general se caracteriza por eso, por ser un tejido vivo, que tiene hormonas y defensas que previenen infecciones en los bebitos tan vulnerables. Eso con leche de fórmula no se logra”, finalizó la especialista.

Datos:

7 personas conforman el equipo de trabajo para el futuro banco: una nutricionista, un microbiólogo, una técnica en laboratorio y cuatro auxiliares.

6 bancos de leche funcionan en el país. Están en La Plata, Buenos Aires, Chaco, Córdoba, Mendoza y Cutral Co.

¿Por qué en el hospital Francisco López Lima?

Por la complejidad que atiende el hospital de Roca califica como grado 6. El servicio de Neonatología es de grado 3 B, y eso hace posible la atención de los bebés prematuros extremos que son aquellos que nacen antes de las 32 semanas de gestación y pesan menos de 1,5 kg.
La ubicación geográfica de la ciudad, respecto a otras ciudades importantes de la provincia. “Podemos abastecer de leche humana pasteurizada a un radio de seis horas. Podríamos llegar a Bariloche o a Viedma en ese tiempo”, destacó la nutricionista.

29 litros al mes recolecta el centro de lactancia

Tener un Centro de Lactancia es uno de los requisitos para avanzar en la concreción de un proyecto de Banco de Leche. El hospital roquense lo tiene desde el 2006 y desde ese entonces funciona bien e ininterrumpidamente. Al mes unas 17 mamás se realizan extracciones y recolectan unos 29 litros, con los cuales se le suministra alimento a sus propios bebés.
Todas las mujeres que asisten al Centro son las que tienen a sus bebés internados en Neonatología, y se encuentran viviendo en la residencia de madres que se encuentra en el mismo nosocomio, y allí permanecen hasta que sus hijos reciben el alta.
Por día se acercan a la sala de extracción seis veces -si es necesario asisten también durante la noche – para vaciar sus senos con métodos manuales o mecánicos. De esa forma el alimento se pasa por sonda luego a sus bebés, ya que no cuentan con el reflejo de succión todavía.
El proceso permite a las mamás además estimular a su cuerpo para volver a producir leche hasta la próxima extracción.

Comentarios