El explosivo encontrado en la zona norte podría haber causado graves lesiones a una persona

Esta vez no era una falsa alarma. El artefacto explosivo que esta mañana fue detonado en la zona norte de Roca podría haber causado graves lesiones a una persona ya que contenía pólvora, pequeños trozos de hierro y tuercas.

El estruendo ocurrido cerca de las 9 sacó de la monotonía a muchos vecinos que residen en el barrio Alfonsina Storni. Es que a través de un llamado telefónico, una persona advirtió a la policía que en calle Santa Cruz y Palacios, había un artefacto extraño sobre la vereda.

Inmediatamente se montó un operativo y se dio intervención al personal de la Comisaría 21, a la brigada antiexplosivos de la policía y al personal del hospital Francisco López Lima.

Los investigadores aseguran que el explosivo podría haber causado daño a una persona. (foto: gentileza)

Minutos después de realizar una primera evaluación, se hizo detonar el explosivo lo que generó preocupación entre los vecinos que residen en la zona.

Podría haber sido grave

Una fuente judicial consultada por Río Negro informó esta tarde que el artefacto explosivo podría haber causado graves daños en un adulto y mucho más en un niño, ya que estaba confeccionado para impactar en un corto radio.

Básicamente se trataba de un caño de PVC cortado y en su interior contenía un sistema electrónico confeccionado con una pequeña batería.

«Lo llamativo es que en su interior contenía pequeños trozos de hierro, y tuercas. Además tenía pólvora presumimos que podrían ser de algunos cartuchos de escopeta», reveló la fuente consultada por este medio.

Aclaró que la intención de la persona que confeccionó ese artefacto era hacer daño a una o más personas que pasaran por el lugar al momento de su detonación.

«Hubo una pequeña falle electrónica pero de haber estado todo funcionando, podría haber explotado generando daño a un transeúnte«, dijo la fuente de tribunales.

La misma fuente consultada por este medio dijo que por las características, se trataría de la misma persona que hace dos años dejó un artefacto similar en un hipermercado ubicado en la zona céntrica de Roca aunque esta información todavía no pudo ser verificada.

Ese hecho, ocurrido en septiembre de 2018, generó preocupación y una extensa investigación ya que tiempo después fue hallado otro artefacto también en las inmediaciones al lugar donde fue hallada la bomba esta mañana.

Una fuente policial no descartó que estemos frente a un «psicópata» que está perfeccionando un sistema para utilizar a una escala mayor en otro momento.

Comentarios