El Depo abre la oferta a inversores por «El Cajón”

La dirigencia del Deportivo Roca abre la oferta para canjear la vieja sede de calle Belgrano por un gimnasio moderno.

“Estamos abriendo el juego para que aparezca alguna empresa o persona que le interese el inmueble de calle Belgrano y a cambio el club recibir un gimnasio en el Complejo”. Las palabras de Jorge Escaris, presidente del club Deportivo Roca, sonaron con un fuerte y claro anhelo: el gimnasio propio.
Allá apuntan los directivos. El objetivo al menos tiene una base propia. El final puede ser lejano, o estar a la vuelta de la esquina.

En lo financiero hay oscilaciones que no dejan trazar con certeza qué puede significar cambiar la vieja sede de calle Belgrano (un inmueble de 1130 metros cuadrados) por un gimnasio ya listo, llave en mano, en Gobernador Castello y San Juan.

El mercado financiero no es estable y el precio cambiante del dólar entrega las primeras fintas que los dirigentes tratan de controlar. Eso hace que unos pocos pueden llegar a ser seducidos por el canje que habla Deportivo Roca.

La ambición por tener la cancha de básquet es una realidad que va a la par de las exigencias de una de las disciplinas madre del club.

Nunca pudo un dirigente naranja concretar dos pasos positivos en pos de un gimnasio de básquet. Las prioridades siempre fueron otras: incapacidad o falta de compromiso en gestiones austeras o concretas, aunque cueste escucharlo.

El club está dando un primer paso y provoca. Veamos. La semana pasada se realizó una asamblea de socios en la confitería de la sede y se aprobó una primera propuesta (maquillada desde lo estético y con argumentos económicos inestables).

En limpio: un proyecto que impulsa a creer, apoyar, para dar esos pasos que Deportivo Roca necesita agilizar en el dificultoso camino que deposite de una vez por todas a “la mística del baloncesto naranja” en una casa propia.

Y al respecto Diego Casemayor, secretario del club, contó: “Todo surgió a partir de unas tratativas de la Subcomisión de Básquet, porque tenían un interesado por El Cajón. Había una propuesta que le interesaba todo lo que era el edificio de la sede y a cambio nos construían en el complejo un gimnasio con cancha de básquet y todo lo necesario. Eso se comenzó a llevar adelante, se propuso a la Comisión Directiva y el club comenzó a hacer los trámites que son necesarios. Esta persona presentó un proyecto, se valorizó el mismo y después continuamos con la parte administrativa del club de llamar a una asamblea. En ese momento surgieron todos los inconvenientes con el tema del dólar en el país y esa persona tomo la decisión de dejar sin efecto el proyecto. Igual el club decidió continuar con los pasos para hacer una asamblea que nos autoricen a buscar un interesado que quiera el edificio de la calle Belgrano y a cambio de eso nos construya un gimnasio equipado (moderno) con todo lo necesario para el básquet y otras actividades. Se busca hacer un canje y no una venta, porque no se quiere manejar dinero para que sea todo más transparente”.

Todavía no charlamos con nadie, hoy abrimos el juego a cualquier empresa que le interese esta idea”. Jorge Escaris, presidente

En las palabras de Escaris y Casemayor, en charla con “La Comuna”, el martes pasado en las oficinas de la sede del Complejo, la idea empieza tomar forma. Hay otras, pero le demandarían al club desembolsar dinero y el club no lo tiene.

Escaris aportó: “No queremos perder en una transacción, en recibir un gimnasio de poco valor o que le falte inversión. Buscamos algo serio, que sea meternos directamente con el básquet y otra disciplina a practicar. Había una idea de hacer un fondo de inversión para hacer algo en El Cajón, pero es un espacio limitado que nos dejaría a mitad de camino otra vez”.

Consultado sobre qué tipo de gimnasio, Casemayor respondió que “el arquitecto que vino diseñó un gimnasio de 45×25 metros a ubicarse en el espacio que ocupan hoy las canchas de padel, usando una gran parte del playón de básquet. Con vestuarios, tribunas para albergar unas 1.000 personas. Algo moderno. Pero faltaba evaluar y rever los costos de jirafas, parquet, y algunos otros objetos”.

“Todavía no charlamos con nadie, hoy abrimos el juego a cualquier empresa o particular”, enfatizó Escaris.

¿Cuál sería el costo de un gimnasio? En tiempos de un dólar que sigue en aumento, los números de hoy, mañana, no dejan dar una cifra estable. Concretar un posible canje, no será tarea fácil. Lo están intentando.

  • Se habló de un equivalente a 500.000 dólares en la primera propuesta, pero se detuvo. Se buscan inversores.

Puntos a favor

Que el club cuente con un gimnasio propio, adecuado, le daría identidad a la disciplina. Hoy los chicos de las divisiones formativas y primera división necesitan de una localía fuerte, jugar donde se entrena semanalmente, es algo que no ocurre porque la cancha de calle Belgrano esta inhabilitada para competencias.

Poder contar con un parquet grande para disponer de dos canchas auxiliares, además de la principal, llevaría a los directivos a organizar eventos populares de minibásquet o como fue en un tiempo el Nacional de U.13. Poder proyectar un equipo en el Torneo Federal, de local.

  • Para los directivos la vida del estadio Luis Maiolino corre con el mismo futuro que la vieja sede de calle Belgrano 1445.

Puntos en contra

Sin dudas que son o serían los menos, porque la propuesta apunta -justamente- a suplantar las deficiencias que tiene el viejo gimnasio de calle Belgrano.

Un posible gimnasio instalado en el actual complejo deportivo del club podría jugar en contra en cuanto de su distancia con el casco céntrico. Cruzar la Ruta Nacional 22 es cada vez más peligrosa, y podría quedar muy alejado para ciertos padres de actuales o futuros jugadores.

Que no se llegue a la concreción de un gimnasio de pocas dimensiones, que su capacidad y extensión del parquet deben ajustarse para grandes eventos deportivos.

Leonardo Ansaloni, entrenador del femenino

“Es una necesidad, inminente. No podemos jugar más en nuestras instalaciones porque quedan chicas. Para dar un ejemplo: entre femenino y masculino nuestra matrícula llega a los 170 chicos.

Estamos también atrás de un salto de calidad; y hoy el club no esta apto para hacer una inversión con capitales propios en la sede (que podría hacer una remodelación en el espacio). Buscamos que sea algo funcional al básquet (amplio) y para recibir otras disciplinas también”.

Gilda Schiavoni, dirigente básquet

“Apoyo la iniciativa, hoy es una única posiblidad de cumplir el sueño propio de tener la cancha de básquet. Somos uno de los clubes que no tenemos fondos para iniciar y completar una construcción. El Cajón está inhabilitado para competir, no para entrenar, pero tampoco nuestros equipos pueden entrenar ahí y terminar jugando en el otro lado. Es largo y complejo el tema”.

 

La tratativa surgió desde la subcomisión de básquet, porque una persona acercó una primera propuesta” Diego Casemayor, secretario

Datos

  • 25 socios aproximadamente, fueron los que asistieron a la Asamblea que autorizó la iniciativa de canje.
  • 1.130 metros cuadrados representa el terreno de la vieja sede del club, ubicada en calle Belgrano 1445.
  • 180 chicos tiene la matrícula de básquet, femenino y masculino, desde escuelita a juveniles.
  • Inmobiliarias aseguran que el inmueble de calle Belgrano pertenece a un mercado financiero especial.

 

Comentarios