El Consejo de la Mujer es un apéndice del Ejecutivo

Marianela Vergara
marianelavergara@rionegro.com.ar

Las tres integrantes que llevan a cabo el proceso de regulación están vinculadas al oficialismo. Prometen democratizar el espacio -inactivo hace años- y sumar voces.

El reemplazo de los conceptos que consideran “arcaicos” y del nombre que a su criterio ya no representa al colectivo femenino, son las primeras puntas del cambio que la Comisión Reguladora del Consejo de la Mujer de Roca planea impulsar en la ordenanza que lo regula.
“Queremos ser Consejo Local de Género, para ser más inclusivo y amplio”, enfatizaron las mujeres que hoy encabezan un proceso de reorganización y que si bien defienden la idea de “ampliar la mirada”, aún no se han reunido con la Asociación de Trans y Trabajadoras Sexuales (ATTS).
Lorena Andrade es licenciada en Servicio Social, miembro de la Dirección de Promoción y del equipo técnico que trabaja en los Centros Educativos Comunitarios Infantiles (Cecis) dependientes del municipio. Carlina Mellao es concejal por el Frente para la Victoria (FpV) y Melisa Alcaraz secretaria del concejal José Luis Berros. Y las tres, desde octubre del año pasado, únicas miembros de la Comisión Reguladora del Consejo de la Mujer roquense, tal como se resolvió desde el Ejecutivo municipal.
“Para la selección del personal que iba a desarrollar esta tarea teníamos claro que debían ser mujeres, era necesaria su participación en éste espacio”, remarcó Diana Vázquez, directora de Promoción Social del municipio.
Desde octubre que se conformó el equipo hasta la actualidad, se abocaron a la modificación de la ordenanza 3204, que fue sancionada en el año 2000. Se apunta a derogar dicha norma y aprobar un proyecto que presentó el bloque oficialista el año pasado y se encuentra en estado parlamentario.
En simultáneo realizaron “un relevamiento del sistema de violencia hacia la mujer con el equipo técnico de los Cecis y de las instituciones que trabajan con mujeres”, señaló Andrade, quien indicó que hasta el momento determinaron que en Roca hay una decena de asociaciones civiles activas.
En cuanto a las cifras de la violencia, refirieron a las 400 situaciones atendidas en la Unidad Ejecutora Local (UEL), que depende del municipio y se dedica a la atención violencia familiar. “No sólo se interviene sino que se asiste y deriva a otras instituciones. El trabajo en red ya existe”, destacaron haciendo referencia al Poder Judicial, los Ministerios de Desarrollo Social de provincia y Nación, la Comisaría de la Familia, Quillahua, el Consejo Provincial de la Mujer, entre otros organismos e instituciones.
Además atendieron unas 90 situaciones de violencia en los Cecis. Lo que ocurre es que los números incluyen la violencia de genero, la familiar y el maltrato infantil.
El protocolo de acción indica contener, escuchar y asesorar. “Nunca decidir por ella”, apuntó Andrade.
De todos modos, se aclaró que “quien tiene las herramientas ejecutivas es el municipio”, ya que mediante el mismo se canaliza la ayuda social.

Democratizar
“Creemos que éste consejo va a generar espacios para debatir, para escuchar las demandas de las instituciones y las organizaciones”, enfatizó Alcaraz.
Desde la comisión se aspira a “tener las voces de todas las organizaciones e instituciones, (para) que se sientan representadas” e incluso se informó que se encuentra abierta la convocatoria a presentar proyectos e ideas para participar. Lo que no se sabe todavía es cuándo se realizará una instancia democrática -no se confirmó su definición en el corriente año- para la conformación de un cuerpo que nuclee referentes de distintos espacios para ser representativo.

Presupuesto sin funcionar

Hace tiempo que el Consejo de la Mujer del Municipio de Roca dejó de funcionar por un problema de salud de su coordinadora, que decidió renunciar al cargo. Según la secretaria de Desarrollo Social, Marta Cajarabilla, se encuentra inactivo hace solo dos años. Sin embargo, nunca dejó de recibir partidas presupuestarias. En el 2017 la gestion municipal destinó a dicho Consejo unos $ 50.000 mientras que para éste año la suma ascendió a $ 70.000.
Según Cajarabilla los fondos “permanecerán guardados” hasta su reactivación. Mientras tanto las actividades propuestas, como la conmemoración del día de la mujer en el anfiteatro del canalito prevista para hoy, se financian “con fondos de nuestros bolsillos”, es decir, con dinero destinado a la Secretaría de Desarrollo Social.

Dato: 70 mil pesos presupuestó el ejecutivo para el Consejo de la Mujer éste año. En el 2017 se destinaron $ 50.000.

“Hay mucha demanda de situaciones de vulnerabilidad”

“Que se pueda contar con un presupuesto y que se pueda democratizar es importante”, destacó Belén Villegas, referente de la Multisectorial de Mujeres, quien hasta el momento no conocía sobre el proceso de restructuración pero remarcó que integrarlo sería “una buena instancia para participar”.
Villegas refirió a las cifras alarmantes de violencia de género y destacó la importancia de abordar la problemática en la unidad.
El año pasado la Multisectorial acompañó, escuchó y contuvo con profesionales situaciones de emergencia y vulnerabilidad detectadas en 6 casos de mujeres violentadas.
“Cuesta mucho articular. Hay mucha demanda de situaciones de vulnerabilidad y las instituciones del Estado están desbordadas”, consideró.
“Independientemente de si funcionan los Consejos de Mujeres, nosotras luchamos para que se declare la emergencia, para dar una respuesta concreta a la violencia contra la mujer”.

Como proyectan al nuevo Consejo

“Será un consejo consultivo, las políticas se ejecutan a través del Ejecutivo”, Marta Cajarabilla, secretaria de Desarrollo Social.

“El cambio de nombre no es poca cosa. Pasar a ser Consejo de Género es ser más inclusivo”,Carlina Mellao, concejal oficialista.

“Creemos que éste consejo va a generar espacios para debatir, para escuchar las demandas”, Melisa Alcaraz, secretaria del concejal Berros.

Comentarios