El Congreso del PJ cerró sus filas en torno a Soria

“El peronismo de Río Negro es uno solo”, sostuvo anoche en Roca el presidente del partido y candidato a gobernador por el FpV, Martín Soria.

Fue en el cierre del Congreso Provincial del PJ, que se llevó adelante en la Asociación Española de Roca, con un importante marco de militantes y dirigentes de toda la provincia.

El intendente de Roca resaltó la unidad en su territorio y mostró al partido como una estructura diferente a otras del país, donde el kirchnerismo y otros sectores transitan por carriles diferentes hacia el 2019 electoral.

“A 73 años ya de aquel 17 de octubre del 45 que marcó el nacimiento de nuestra causa, de nuestro movimiento, venimos hoy a dar muestra de nuestra lealtad, venimos a dar muestra de la unidad que construimos entre todos. Venimos a dar testimonio de que el peronismo de Río Negro es uno solo, es el que viene de triunfar en las PASO de agosto, en las generales de octubre y es el que viene de recuperar la ciudad de Villa Regina”, destacó Soria.

También presentó a este peronismo como “el que viene de darle una paliza de votos a Macri y su socio el gobernador Wereltineck” y anticipó que “es el peronismo que el año que viene va a recuperar el gobierno de Río Negro. Porque cuando el peronismo se pone de pie, el cambio es inevitable”.

El Congreso del PJ -máximo órgano partidario- respaldó a Soria en la apertura del Frente para la Victoria hacia nuevas alianzas, como las recientemente selladas con el partido RIO de la senadora Magdalena Odarda y con el Partido Socialista.

Luego de la asunción de los nuevos congresales electos, se ratificó la nueva Carta Orgánica que ya cuenta con aprobación por parte de Justicia Federal y se conformó una nueva Mesa del Congreso, con Soria presidiéndola.

El encuentro también sirvió para la habilitación de 10 nuevas unidades básicas en la provincia.

Finalmente, se elaboró un Documento del Congreso que ratifica el rol opositor del justicialismo y critica fuertemente “al gobierno neoliberal de Macri y su socio Weretilneck”.

“Juntos nos sumergen en una deuda impagable, en una gestión inexistente con obras que no aparecen, con recursos que se esfuman, con el malestar creciente de nuestro pueblo”, afirma ese texto.

Y concluye resaltando que “el pueblo trabajador comprende lo que decimos porque lo padece en carne propia, la inflación que aniquila sus salarios, los tarifazos que nos prohíben de los servicios básicos, una economía regional devastada y una obra pública absolutamente parada”.

Comentarios