El comercio prevé el ojo de la tormenta para mayo, por la crisis del coronavirus

El Municipio de Roca no tiene registrada ninguna baja comercial desde que se profundizó la crisis por la pandemia de coronavirus. Pero ese dato no alimenta ningún optimismo: informalmente ya se conoce que hay emprendedores que no abrirán cuando se levante la cuarentena y desde la CAIC anticipan que el verdadero impacto no se verá en abril sino desde mayo.

Desde el Ejecutivo roquense informaron a este medio que hasta ahora recibieron sólo una consulta telefónica por el trámite para dejar sin efecto una licencia comercial.

No obstante, hay que recordar que el área de Habilitaciones no tiene atención al público desde que se dispuso el aislamiento social obligatorio.

No podemos abrir tenemos cerrado, las únicas ventas que estamos haciendo es on line y por envíos”

Rafael Videtta, zapatería

El termómetro más preciso está en la Cámara de Agricultura Industria y Comercio, que recibe a diario preguntas de sus más de 300 asociados.

“Este mes se está cumpliendo con los sueldos. Los alquileres están en plena negociación. En abril no se va a notar, pero el miedo que tienen todos es mayo”, resumió el presidente de la entidad, Martín Ancatén.

Las fuentes de trabajo están en peligro ante la falta de ingresos.

El referente detalló que la principal preocupación tiene que ver con los rubros que trabajan con aglomeración de clientes (bares, peloteros, gimnasios) y aquellos emprendedores que ofrecen servicios personales (peluquerías, centros de estética), además de los que no pueden reconvertir su sistema de ventas para trasladarlo a la web.

Se está vendiendo el 20 % de lo que se hace en un día habitual. La venta es con entrega a domicilio y en el taller solo urgencias. Es todo limitado”

Ariel Marucci, repuestos y taller mecánico

“Le pedimos a cada sector que se agrupe, que nombren un referente, y que nos informen sus necesidades específicas, para ir buscando soluciones puntuales”, indicó Ancatén.

Ante el complejo panorama que ven llegar, desde la cámara insistieron en la necesidad de obtener respuestas desde los gobiernos provincial y nacional, para asistir a las micro, pequeñas y medianas empresas luego de la parálisis total de sus actividades.

Tuvimos aumentos grandes en el costo de la mercadería y el que fija los precios es el Mercado Concentrador”

Gabriel, verdulería

En ese sentido, esta semana enviaron una serie de pedidos al secretario de Trabajo de la provincia, Jorge Stopiello, para que los traslade al ministro nacional del área, Claudio Moroni.

Entre esos requerimientos se encuentran la posibilidad de obtener créditos a tasa cero para el pago de sueldos, la necesidad de acelerar el pago de sueldos por medio de Anses, que se tome como vacaciones a la licencia por la pandemia, que se permita debatir rebajas salariales para evitar despidos y que se realice una rebaja salarial en el sector público que no trabaja durante la cuarentena.

Por otra parte, desde CAIC destacaron las medidas tomadas por el municipio, que habilitó el sistema de delivery para distintos rubros comerciales y que estableció el cierre obligatorio de los supermercados y mayoristas los domingos, para que ese día sólo funcionen los negocios minoristas en la ciudad.

Nosotros que podemos trabajar tomamos recuaudos necesarios para poder atender de a dos personas”

Diego Monti, ferretería

“Es positivo el respaldo municipal a las medidas que sugerimos, cuyo objetivo es el de fortalecer a miles de comercios que se encuentran en una situación de extrema vulnerabilidad. Entendiendo que las pequeñas y medianas empresas son generadoras de fuente de trabajo como así también del movimiento económico de la ciudad, considerando fundamental fomentar el compre local”, indicaron desde la cámara.

En tanto, los comerciantes locales conformaron un grupo, donde buscan alternativas para generar ventas utilizando las redes sociales y la entrega por pedidos a través del delivery.

Comentarios