El centro de salud de barrio Nuevo está al borde del colapso

Poco personal, medicamentos y aumento de casos de sífilis y relacionadas con consumo de drogas, entre otras enfermedades. Las muestras médicas ayudan a compensar el faltante.

No es la primera vez que el personal del centro de salud de barrio Nuevo denuncia falta de medicamentos o de poco personal para atender al barrio más grande la ciudad.

La situación a llegado a tal extremo que aseguran que una de las médicas, que también trabaja en un privado, lleva muestras médicas al puesto sanitario para compensar los faltantes que tienen.

Durante enero ni siquiera tuvimos ibuprofeno y cuando mandan es a cuenta gotas. Nos falta medicación para hipertensos, diabéticos. Hasta vitaminas nos faltan”, se quejó la doctora generalista Claudia Hardziej.

“Estamos subsistiendo con muestras médicas. Durante enero no tuvimos ni Ibuprofeno”

Claudia Hardziej, médica del centro de salud

La profesional es la única médica que atiende de lunes a viernes en barrio Nuevo, ya que una segunda médica lo hace por la tarde los lunes, miércoles y viernes. Otros profesionales cubren determinados días en el puesto según su especialidad.

A la creciente demanda se suma otro problema que comenzó en octubre pasado, cuando por resolución se indicó que los neonatólogos del hospital no realizan más los controles a los recién nacidos en sus primeros días y que dicha tarea recae ahora en los centros de salud.

“Un recién nacido en la salita se puede contagiar de cualquier enfermedad porque la sala de espera es muy pequeña”, dijo. En cuanto a los recursos y medicamentos, dijo que falta de todo.

“Todo lo que falta en el hospital lo mandan al puesto de salud, como si nosotros tuviéramos recursos suficientes. Es más tenemos las vitrinas casi vacías por falta de medicación. A todo lo que nos falta, nos dicen que tenemos que solucionarlo con los recursos del Plan SUMAR, cuando muchas de estas cosas las debería proveer el sistema hospitalario”, cuestionó la médica.

Sífilis y consumo de drogas

Como si estos problemas fueran pocos, en los últimos meses se ha visto un importante incremento en los casos de sífilis y alto consumo de drogas, incluso en mujeres embarazadas, provocando severos daños a sus bebés.

Hay muchos casos de sífilis, que responden muy bien a la penicilina, pero no tengo penicilina”, aseveró la doctora.

Indicó que existen un promedio de cinco casos por mes en personas que van desde los 14 años a los 60. “Hay una desidia en cuanto a la prevención. Esto es la punta de un iceberg. Existe un grado de promiscuidad muy alto. Hay que trabajar fuertemente en la prevención”, subrayó Hardziej.

  • El centro de salud debe comprar hasta las tiras reactivas para detectar cocaína, marihuana con el SUMAR.
  • Existe un promedio de cinco casos de sífilis por mes en personas que van desde los 14 a los 60 años.

Comentarios