El calor reactivó el malestar por las perdidas cloacales en Roca

En varios sectores de Roca siguen sufriendo las consecuencias de las perdidas cloacales. En pleno centro de la ciudad, frente a Casa de la Cultura, vecinos y comerciantes siguen esperando la reparación de un caño roto que los afecta hace más de un año y medio. Es una cuadra completamente comercial, donde a diario circulan cientos de peatones temen que surjan enfermedades a raíz del foco infeccioso. Sobre calle Rochdale y Jujuy grandes “cuevas” generan el malestar de los vecinos por el fuerte olor que emanan. Denuncian la falta de respuesta de Aguas Rionegrinas y del área de Medio Ambiente de la municipalidad.

Los comerciantes de la calle 9 de Julio, entre Maipú y Don Bosco reiteraron sus quejas por la laguna de residuos cloacales con la que conviven desde hace tiempo. “Hace dos meses se acercó Aguas Rionegrinas a realizar una perforación en la esquina donde funciona una pescadería, pero luego no volvieron a retomar el trabajo. La realidad es que todo sigue igual, nadie se hace cargo y con estos días de calor el olor se hace insoportable”, relató el encargado de una imprenta que funciona en la cuadra.

Otro de los problemas es el temor de que esos desechos ocasionen algún tipo de enfermedad. A diario cientos de personas transitan por la cuadra, ya que hay muchos locales comerciales y además funciona uno de los centro culturales más concurrido de la ciudad. Allí personas de todas las edades deben atravesar la laguna cloacal para ingresar a las distintas actividades que el lugar ofrecer durante toda la semana. Si bien ARSA había anunciando que en agosto comenzarían los trabajos, donde cambiarían el caño roto, la situación continúa igual.

En calle Jujuy sobre Surinam y Puerto Rico, frente a la plaza María Elana Walsh, dos grandes “cuevas” imposibilitan la normalidad del transito. La primera rotura se generó hace más de dos meses y en las ultimas semanas lejos de resolverse el problema se sumó un nuevo cráter de aproximadamente un metro.

Otro de los puntos está ubicado en la intercesión de calle Rochdale y Santa Rosa, a pocos metro de la rotonda de Jujuy. Allí una carnicería y fábrica de chacinados denuncia que un gran pozo lleno de pérdidas cloacales genera un olor “espantoso”.

Francisco Deitocco, dueño del comercio sostuvo que “hace más de dos meses estoy intentando que alguien se haga cargo de esa perdida que se derramó por toda un cuadras, pero nadie da la cara. Cuando hablas con Aguas Rionegrina te dicen que no saber cuando lo van a podes resolver, vas al municipio y te responden que ellos no puedan hacer nada porque no les corresponde”.

“Cuando llegamos todas las mañanas el olor se siente muy fuerte y es muy incómodo para nosotros trabajar así. Vendemos alimentos y no está bueno que cada vez que se abre la puerta entre ese olor” señaló. La perdida de residuos se encuentra estancada en un pozo de casi dos metros que mantiene un color verdoso, lleno de bolsas de poliestireno y botellas de plástico.

Desde el organismo provincial explicaron que “no hay novedades”. Anunciaron que ya se comenzaron los tramites de licitación, pero para que arreglos se concreten, falta mucho tiempo. “Son obras de grandes inversiones, no se pueden hacer de un día para el otro. Tienen que darse algunas instancias previas, pero cuando se vayan a realizar se van a enterar”, informaron desde el área de área de comunicación de ARSA.

Comentarios