El banco Credicoop celebró sus 10 años en Roca

Con un agasajo a sus asociados, clientes y allegados, el Banco Credicoop celebró hoy al mediodía sus diez años de actividad en Roca.
“Un banco que donde va, va para quedarse” resumió Noemí Ureta, presidenta de la Comisión de Asociados.
Esa integración a las comunidades donde deciden radicarse también fue destacada por Raúl Irigoin, gerente de la Filial 238 de la cooperativa que cumplirá 40 años en la Argentina el año próximo.
Irigoin es responsable de la sucursal desde hace dos años y sostuvo que “hoy tenemos un banco posicionado, gracias a la ciudad, que siempre nos acompaña”.
El gerente puso sobre relieve además todos los aportes que a la comunidad que se realizan a través de la Comisión de Asociados.

Empleados y dirigentes de la Comisión de Asociados

Ese “ida y vuelta” con los vecinos y las instituciones roquenses se resaltó también en el discurso de Gustavo Glombovsky, representante zonal en el Consejo de Administración.
“Es un banco de puertas abiertas, diferente. No tiene una lógica capitalista, sino que busca construir con un vínculo diferente con los asociados. Es un lugar donde se construye camaradería”, explicó.
Glombovsky recordó que el cooperativismo de crédito lleva más de 100 años en Argentina y que el Credicoop pensó su llegada a Roca bajo esos principios de solidaridad y fomento que aplicaron los pioneros.
En este sentido, destacó que la prueba más cabal de la decisión de radicarse para no irse de Roca se dio en el mismo 2008, cuando en vez de alquilar un inmueble en el centro de la ciudad, directamente se compró un terreno para edificar la sucursal.
El festejo cerró con una presentación de jóvenes de la Licenciatura en Música Popular del IUPA.

Comentarios