El “aromático” paso por la rotonda de la Fadecs

Vecinos denuncian que hay un desborde cloacal desde hace diez días

Todo la satisfacción que genera el verde del Paseo del Canal Grande y la vitalidad del ritmo universitario quedan anulados por completo cuando se transita por la rotonda de Mendoza y Gelonch.
El insoportable olor de los líquidos cloacales se impone ante los transeúntes, que aceleran la marcha para dejar atrás rápidamente el sector.
Un lector se comunicó ayer con “La Comuna” para enviar las fotos, asegurando que el desborde lleva más de diez días, sin que aparezca nadie de la empresa ARSA para trabajar en una solución.

En calle Bolivia
Este derrame se suma a otro que denunciaron vecinos roquenses durante las últimas horas.
«El olor era insoportable. Durante todo el fin de semana estuvieron tirando líquidos cloacales al desague. Hoy (lunes) dejaron de tirar», se quejó Daniel Solaro, junto a otros frentistas de la calle Bolivia casi Buenos Aires.


Aseguran que estos problemas son reiterados y que incluso existe un caño, entre una cámara de registro y el desagüe, como una rápida vía de escape de los líquidos. «Acá se hizo el by pass y tuvimos que soportar los olores durante varios meses. Ahora ante cualquier problema en la red, lo recibimos nosotros, porque todo va al desagüe», criticó Solaro.

Comentarios