Día de la Diversidad cultural: falta mucho por aprender

Las escuelas preparan actos para hoy. Docentes interculturales de la provincia se capacitaron en nuestra ciudad. La profesora mapuche Meli, tiene una mirada critica sobre la nueva denominación de la jornada. “Es un cambio para que nada cambie”, dijo.

“Todas la voces todas, todas las manos todas, pueden ser canción en el viento. Canta conmigo, canta, hermano americano, libera tu esperanza con un grito en la voz”.

La canción, considerada como un himno latinoamericano por las Naciones Unidas, sigue vigente a pesar de haber sido compuesta en 1969 por el poeta Armando Tejada Gómez- descendiente de los aborígenes huarpes, de Cuyo- y César Isella, en la voz de Mercedes Sosa, también ella considerada la “voz de América”.

Tan vigente es la canción que los alumno/as de séptimo junto a los niño/as de primero, de la escuela 32 la ensayan para cantarla hoy 2 de octubre, “día de la diversidad cultural”, antes conocida como “Día de la raza”.

La diversidad cultural es algo que está presente en nuestras aulas, de hecho hemos comenzado a trabajar en este tema desde principios de año. Los alumnos de séptimo han visitado todos los cursos de la escuela mostrando las distintas culturas de los países latinoamericanos. Es más, para la muestra de fin de año, los chicos harán una demostración de las comidas típicas de los países”, describieron las docentes Soledad Mardones y Miriam Villalobos.

Escuela 155

La escuela de barrio Mosconi tiene un alto porcentaje de alumno/as bolivianos, siguiendo los descendientes de chilenos, del pueblo mapuche y dos hermanos colombianos.

“Cada 12 de octubre reflexionamos con los alumno/as sobre la diversidad cultural y se realizan actividades. Este año los del turno tarde se abocarán a presentar comidas típicas de otros países, mientras que los del turno mañana expondrán sobre trabajos de investigación de los distintos países”, adelantó la directora Miriam Sandoval.

Por otra parte destacó que “el trabajo de los docentes durante los últimos años ha dado su fruto” y no es un tema que preocupe la discriminación por el origen de los niño/as que llegan a la escuela rural.

“También tenemos docentes pertenecientes a comunidades mapuches que se encargan de enseñar su cultura. La verdad que no tenemos problemas de discriminación entre el alumnado. Hoy existen otras situaciones, a veces violentas, pero tienen origen en la situación económica social de las familias, de padres que quedan sin trabajo y los chicos demuestran en la escuela la crisis familiar”, indicó la directora

“Crisol de razas por imposición”

Anahí Meli, es profesora de historia e integrante de la comunidad Leufu y pone en debate la igualdad entre el pueblo nación mapuche y el resto de los extranjeros.

Anahí Meli, docente capacitadora de interculturalidad y profesora de historia.

La docente de origen mapuche indicó que si bien existen muchos debates abiertos sobre el tema hay “muy pocos discutidos, sobre todo cuando los cambios vienen en estos niveles (provincial) y no se refleja un proceso social de esos cambios. Todo queda como un simple cambio de nombre”, criticó Meli, refiriéndose a “día de la raza” a “día de la diversidad cultural”.

Agregó que en la capacitación brindada esta semana en Roca, se trabajó sobre textos escolares donde se nota el “cambio de racismo biologicista por el de racismo culturalista”. “Una especie de enmascarada. El cambio de nombre es un cambio para que nada cambie porque esta diversidad se plantea en planos de igualdad, donde entramos los mapuches como pueblo, como nación indígena, en la misma igualdad que las colectividades extranjeras que responden a identidades estatales. Y no es para nada una igualdad. Hay una diferencia de poder. Lo que hace este cambio de nombre es silenciar estas diferencias y seguir ocultando que nosotros no estamos en este crisol de razas por elección, sino por imposición que desarrolló el Estado Argentino para con nuestro pueblo”, analizó la profesora de historia y agregó que “los inmigrantes pudieron decidir buscar un mejor horizonte a tener que aceptar una imposición genocida”.

Mencionó que no se puede limitar los espacios escolares a ver las diferencias en las comidas o el tipo de baile. “No es lo mismo ser mapuche en la escuela con esa identidad, que ser de cualquier otra colectividad. Hay una diferencia de poder, de jerarquía que tenemos que reconocerla y eso es un desafío, también para nosotros como mapuches, que tenemos que estar en alerta para que no se vulnere esa identidad en esos espacios”.

Finalmente explicó que cuando se planifican las curriculas escolares sobre cuáles son los conocimientos didácticos para trabajar en el aula, “los conocimientos que quedan afuera son los no occidentales”.

“Se pretende universalizar esa visión occidental, pero para nosotros no esa así, tenemos otra concepción de mundo. Nosotros no decimos que nuestra visión de mundo es universal o que es la verdadera. Hay otras visiones que también deben estar reflejadas para que esos derechos sean respetados”, pidió.

El desafío de ser una maestra intercultural

Camila Leal y Josefina Marcos, son dos jóvenes maestras interculturales, del turno mañana y tarde, del Jardín de Infantes N°48 de barrio Alta Barda. El pasado martes 9 de octubre, cumplieron su primer año al frente de las clases de lengua mapuche en dicho Jardín.

Al principio fue difícil porque existía un miedo a lo desconocido. Fue un desafío entrelazar saberes con las maestras y lo entendemos porque los niño/as son muy pequeño/as y deben aprender lo que les dan las maestras y lo que nosotros enseñamos de nuestra cultura mapuche”, comentaron.

A pesar de las complicaciones para compartir espacios educativos en el Jardín, las maestras destacaron que estos primeros pasos son muy importantes para seguir avanzando.

“Tenemos la suerte de ingresar en una época en la que podemos hablar con los coordinadores, con referentes provinciales de niveles medio o superior. Es muy positivo porque tenemos estas instancias de capacitación y para discutir qué es lo que se enseña a los chicos”, destacaron.

En cuanto a qué se brinda a los pequeños del Jardín de Alta Barda, dijeron que en principio se enseña el idioma “mapuzundung”, además de la vestimenta, cerámica, animales, juegos, etc. Por ahora las docentes interculturales trabajan 10 horas cátedras lo que significa 30 minutos por sala.

“Al abarcar una cultura, abarcamos artes expresivas, leyendas, tailes. Un ejemplo es conocer la lana en todos sus estados o la importancia de la naturaleza en la cosmovisión mapuche, aunque todo eso en 30 minutos por sala es muy poco”, dijeron las maestras que son elegidas por la comunidad a la que pertenecen, en este caso la “comunidad Nahuelñir”.

Programa nacional

Por su parte la referente provincial de Inteculturalidad bilingüe, Angélica Portales, destacó que existen ocho escuelas en la provincia con esta modalidad y que los docentes participaron durante dos días de una jornada en el colegio Domingo Savio.

Portales informó que el programa baja de Nación y en Roca se hizo una instancia de formación para “articular qué se enseña” en las escuelas y de qué manera se trabaja en forma conjunta con las docentes que son elegidas por las comunidades mapuches. “Cada una de las ocho escuelas tiene un maestro artesano y otro bilingüe. El maestro intercultural es el encargado de enseñar el mapuzungun, quien trabaja como pareja pedagógica con el maestro de grado revalorizando la cultura. El artesano es encargado de transmitir el conocimiento de las comunidades a través de las artesanías”, explicó la funcionaria.

  • 8 escuelas de la provincia cuentan con la modalidad de “interculturalidad bilingue”. En Roca es el Jardín 48

El trabajo de todos estos años ha dado su fruto y no tenemos tantos problemas de discriminación” Miriam Sandoval, Dir. Escuela rural N°155 -Mosconi

Hay un avance porque hoy podemos hablar y compartir saberes, aunque no es tan fácil” Camila Leal
Maestra intercultural

Los inmigrantes decidieron buscar un mejor horizonte. Nosotros tuvimos una imposición genocida” Anahí Meli Profesora mapuche de historia

“Aimé” se proyectará en el Museo Patagónico

Hoy viernes 12 de octubre a las 21 hs se proyectará la película “Aimé” en el Museo Patagónico de Ciencias Naturales, en el marco del Día de la Diversidad Cultural y en memoria por la matanza de los pueblos originarios. La entrada es libre y gratuita . Estarán presentes algunos de los actores regionales: Verónica Alonso y Patricio Seguel.

Comentarios