¿Encontraron un rastro de Magdalena Curaqueo?

Los hijos de Magdalena Curaqueo, la mujer que misteriosamente desapareció hace seis meses de la zona céntrica de la ciudad, contrataron un servicio privado para intentar hallar más elementos sobre le paradero de la vecina de las 500 Viviendas; y ahora solicitarán a la Justicia que se avance en esa línea de investigación.

Te puede interesar: A dos meses de la desaparición, llueven las críticas

Hoy a las 8 de la mañana del lunes (26/8), los hijos y familiares de Curaqueo estaban esperando al fiscal Luciano Garrido en el edificio de tribunales, a la espera de explicarle los avances que habían tenido en la investigación que habían llevado adelante.

Te puede interesar: «Yo creo que mi mamá sigue con vida»

Cristian Curaqueo, hijo de Magdalena, explicó que lograron los fondos para contratar a Marcos Herrero, un expolicía de Viedma que cuenta con perros adistrados para buscar rastros de personas.

El sábado salimos y el perro encontró uno en calle Güemes  y Vinter. Ahora estamos esperando al fiscal Luciano Garrido para contarle todo esto. No entendemos cómo en estos meses no pudieron encontrar un solo rastro y nosotros lo pudimos hacer.

Cristian Curaqueo, hijo de Magdalena

Cristian aclaró que ya se cumplieron seis meses de la desaparición de su madre y que hasta el momento, de la causa, no surgió ningún dato alentador que les permita dar con su paradero.

«El rastro lo encontramos el sábado y el domingo continuamos con la búsqueda. El perro se volvió loco cuando lo encontró», dijo el joven aunque no pudo brindar detalles sobre qué halló el animal durante el fin de semana. Sólo dijo que las sospechas apuntaban a un terreno baldío que había en las inmediaciones.

Magdalena Curaqueo desapareció el sábado 23 de febrero después de que salió a vender tortas fritas a la feria de calle Maipú. Desde ese momento, nadie más la volvió a ver y durante la investigación tampoco surgieron elementos que le permitan al fiscal trabajar sobre una pista firme.

Comentarios