Cuatro meses después no llega el trabajo a la familia del incendio

La promesa de “casa y trabajo” se hace esperar para los padres de Dylan (4) y Alfredo (9), los niños que fallecieron en un trágico incendio en su casa del barrio Fiske Menuco.

A cuatro meses del terrible siniestro, avanza la construcción de la nueva casa y ansiosos esperan el fin de obra. Lo que todavía no llega es una propuesta de trabajo para Elías Panguilaf, el papá de los nenes.

“Ahora estoy trabajando para la Cooperativa que está construyendo mi casa, estoy esperando que se de un trabajo que no sea en negro para tener aportes, hasta ahora nunca hice”, sostuvo Elías.

En tanto Claudia Montesinos, la mamá de los niños, se recupera de una cirugía y espera una reunión con Martín Soria para la semana que viene.

“Nos vinieron a ver del municipio, nos dijeron que cuando me recupere vamos a tener una reunión con el intendente para ver si hay posibilidad en un trabajo para Elías”, comentó la mujer.

La casa se construye en la calle Suiza al 700, en el terreno en donde vivía la familia. La anterior construcción fue demolida y el gobierno de la provincia costeó el gasto de la nueva edificación que cuenta con una cocina comedor, dos habitaciones y un baño.

En los últimos días se inició con la colocación del revestimiento de pisos y se aguarda la llegada de grifería para avanzar con el baño. Mientras el matrimonio junto a su hija Marisol vive en una habitación que les prestó un vecino de enfrente a su casa.

Ver más: Un mes sin Dylan y Alfredo: el después del trágico incendio

Comentarios