Conocé el relato de la joven que denunció abuso sexual en un taxi

«Mi papá se bajó del taxi en el que ibamos y empecé a ver que el señor se acomodaba en el asiento, me miraba por el espejo retrovisor. Me empezó a hacer preguntas sobre mi auto. Sin prestarle atención le contesté y no me sacaba los ojos de encima. Ahí empecé a notar que el auto se movía y su brazo también. Me puse nerviosa, me di cuenta de lo que estaba haciendo», contó.

Así empezó el relato de Luciana, una joven roquense de 20 años quien denunció el miércoles pasado que fue víctima de abuso sexual por un taxista que se masturbó delante de ella dentro del vehículo en el que estaban a solas.

El hecho ocurrió el martes 10 en horas de la tarde cuando ella y su padre tomaron el móvil 177 de la empresa «Comahue» desde el supermercado Cooperativa Obrera de Tucumán y Chacabuco rumbo a la semilleria de Mendoza y Mitre donde el auto frenó y su padre se bajó por unos minutos.

«Me puse nerviosa y quedé paralizada, no supe que hacer. Cuando mí papá se volvió a subir y no dije nada hasta llegar a mí casa. Yo sabía cómo reaccionaria mí papá, por eso decidí decírselo después», contó Luciana a «La Comuna».

La denuncia se viralizó por Twitter el martes, luego de que la joven definiera hacerlo público, motivada para prevenir a otras mujeres. Al día siguiente fue por más, y radicó la denuncia policial en la Comisaría 3°.

El gran rebote en redes sociales provocó el llamado de los dueños de la empresa de taxis a la denunciante para «aclararme que ellos eran los dueños, pero no del taxi ni son quienes ponen a los choferes», dijo en sus propias palabras.

«El señor era de baja estatura, piel oscura, cabello negro, y gordo. Ayer lo vi pasar. Sigue manejando el taxi», comentó preocupada la joven quien quiere que las autoridades judiciales y dueños de la firma tomen cartas en el asunto.

«Me parece genial que esto se publique por los medios. Es importante que se sepa por las chicas que andan en taxi solas», dijo Luciana y agregó: «No pueden cubrir a esta persona y mucho menos querer dejarme como una mentirosa porque yo no ganaría nada mintiendo, no tengo la necesidad».

«La Comuna» se comunicó con la empresa en cuestión para conocer su versión de los hechos pero desde la firma aseguraron que no podían brindar información y que la dueña, quien podría darla, no se encontraba en la zona.

Comentarios