Conjuntivitis, un problema para las mascotas del Valle

En nuestro valle, de clima seco, es común que los animales domésticos sufran de conjuntivitis.

Hay diversas causas y factores generadores de la enfermedad, desde infecciones bacterianas, virales, cuerpos extraños como (“Colita de Zorro o Flechillas”), alergias, y hasta un perfume puede irritar el ojo animal.

El término “conjuntivitis” hace referencia a las inflamaciones de la conjuntiva ocular, o sea, todo el tejido que envuelve el ojo por dentro de los párpados. La conjuntivitis folicular es una entidad que afecta en mayor o en menor medida a un altísimo porcentaje de perros de la zona”, comenta Luciano D’Amico, MPN 333, Oftalmólogo Veterinario de Neuquén.

Esta variabilidad está dada por las reacciones del sistema inmunológico de cada uno contra alergenos externos que son: Rayos UV del sol, humo, polvo en suspensión, días de viento, aromatizadores de ambiente, entre otros.

La conjuntivitis “se desarrolla y manifiesta con la presencia de un moco blanco transparente, que se acumula en los párpados en el canto medial del ojo, o sea, del lado de la nariz”, explica el experto. Rara vez, esta conjuntivitis se torna purulenta (formación de pus) por infecciones secundarias y generalmente no es contagiosa.

“Las conjuntivitis que impliquen infecciones suelen ser más complicadas porque pueden ser producidas por bacterias, virus o combinaciones”, asegura el profesional . “Hacer un buen diagnóstico es sumamente importante para poder implementar un tratamiento rápido y no caer en otras alteraciones, que pueden costar la visión “, afirma D’Amico.

“Algunas de estas alteraciones secundarias y peligrosas son las úlceras de corneas, que arrancan de una forma superficial y las bacterias colaboran en la profundización y hasta en la perforación con pérdidas de contenido ocular”, asevera el oftalmólogo.

Por todas estas razones se recomienda observar periódicamente los ojos de nuestras mascotas, hacer limpiezas frecuentes con agua limpia y de ser posible mantener los pelos de alrededor de los ojos bien cortos. Ante la menor duda, consultar.

En el caso de “la conjuntivitis bacteriana o causadas por cuerpos extraños como la “flechillas” se resuelven y se curan, pero las causadas por alergias suelen hacerse crónicas”, concluye el oftalmólogo.

Síntomas a tener cuenta

* Enrojecimiento del ojo
* Lagrimeo constante.
* Hinchazón.
* Costras y/o lagañas.
* Ojos pegajosos.
* Picores y molestias evidentes
* Secresiones (moco blanco a transparente).

Recomendaciones:
– Para la limpieza de los ojos no usar ningún tipo de té, ya que el té es astringente.
– Se recomienda higienizar la zona ocular con agua, previamente hervida y dejar enfriar.
– Controles veterinarios frecuentes y en algunos casos se recomienda usar gafas protectoras.

Comentarios