Condenado por «exceso en el uso de la legítima defensa»

El 5 de octubre del año pasado, Edgardo Canales murió apuñalado tras una discusión familiar en Roca. El fiscal Luciano Garrido y la defensora penal pública Flavia Rojas propusieron la pena por la cual el imputado fue condenado a 4 años y 8 meses de prisión.

El hecho ocurrió cerca de la 1 de la mañana en calle San Juan al 4000. “Allí se inició una discusión familiar entre tres personas, una de ellas el imputado y otro la víctima, que terminó cuando el primero se excedió en la defensa de sus derechos, y agredió a Canales con un arma blanca, provocándole cortes en su mano derecha, y dándole dos puñaladas en el lateral izquierdo del tórax con un cuchillo. Una de esas heridas ingresó por la axila izquierda, le traspasó el pulmón y le perforó el corazón perdiendo de esta manera la vida”, describió el Ministerio Público Fiscal.

El imputado reconoció haber sido el autor del hecho, comprender la calificación legal y la pena a cumplir. “El delito que cometió se enmarca en ‘homicidio simple en exceso de la legítima defensa’, y la pena propuesta a imponer tanto por la fiscalía, como por la defensa pública penal y la querella, es de 4 años y 8 meses de prisión efectiva”, explicó Garrido.
El Tribunal compuesto por los jueces Oscar Gatti, Alejandro Pellizón y Emilio Stadler, homologó la decisión y el condenado deberá cumplir la pena.

Comentarios