Comenzaron a demoler una estación de servicios abandonada


Comenzó a ejecutarse el martes la segunda etapa de remediación ambiental de la abandonada estación de servicios Rhasa, ubicada en la céntrica esquina de avenida Roca y Alsina. En esta instancia los operarios van a remover el techo de la construcción y van a realizar las primeras tareas de demolición, bajo especiales pautas de seguridad.

Te puede interesar: Luego del incendio, apuran las tareas de remediación

Finalizada esta etapa se iniciarán las tareas en subsuelo, con un plan controlado de traslado y disposición de residuos. La remediación fue ordenada por la titular del Juzgado Civil y Comercial N° 3 , Andrea de la Iglesia, en el marco del amparo ambiental caratulado “Municipalidad de General Roca c/ Pego S.A. s/ Amparo” (Exp. 40233), cuyo seguimiento puede realizarse libremente desde la sección “Juicios Colectivos” de la página web del Poder Judicial.

Leé más: Empezó hoy la remodelación de la estación de servicios

La empresa Pego S.A. está condenada a ejecutar las tareas mediante la contratación de empresas especializadas y siguiendo un plan operacional consensuado con los organismos pertinentes del Ministerio de Energía de la Nación, la Provincia de Río Negro y la Municipalidad de General Roca, a los cuales la jueza asignó activa participación en el proceso, según se informó a través de un comunicado de prensa emitido por el Poder Judicial.

Toda la ejecución debe respetar la normativa vigente en materia de residuos peligrosos, bajo la auditoría de expertos de la Universidad Nacional del Comahue (Departamento de Mecánica Aplicada de la Facultad de Ingeniería) como auxiliares en el proceso.
El cumplimiento del fallo se alcanzará cuando, finalizadas las sucesivas etapas del plan de remediación, se obtenga una certificación de libre pasivo ambiental del inmueble y su zona de influencia, en pleno centro de Roca.

Prevención
Las tareas se están desarrollando con medidas de señalización y seguridad para evitar riesgos a transeúntes y automovilistas. De todas maneras, se recomienda a la ciudadanía en general y a los vecinos del sector en particular extremar los cuidados en la circulación por el sector.

El fallo que condenó a Pego S.A. en febrero de 2017 previó que al momento de iniciar la remediación “deberán extremarse por demás las medidas, actividades, métodos y/o prevención de contingencias (…) a los fines de evitar y/o prevenir efectos nocivos, peligros aún mayores, ante el comportamiento químico que puedan generar los agentes contaminantes en oportunidad de realizarse tales tareas”

Comentarios