Cocaína y marihuana, al horno

En medio de un importante operativo montado por Gendarmería Nacional, esta mañana se trasladó a la ciudad de Neuquén un total de 22 kilos de cocaína y más de 10 kilos de marihuana, que serán incinerados en el horno pirolítico del cementerio central de esa ciudad.

Desde las 7 de la mañana, personal de la fuerza nacional montó un operativo en el edificio de la Justicia Federal de Roca, ubicado en calle San Martín y España, donde se concretó el traslado de cocaína y marihuana que fueron secuestrados en los últimos meses en distintos procedimientos ordenados por el juez Hugo Greca.

Gendarmería montó un operativo para trasladar la droga a Neuquén.

La droga fue transportada en distintos vehículos que se dirigieron inmediatamente a la vecina provincia.

Cabe recordar que en cada caso, se toman muestras que luego son resguardadas para el proceso judicial contra los imputados (en caso que los haya) y el resto se envía para su incineración de manera tal de evitar que se acumulen la droga en los depósitos de la Justicia Federal.

La Municipalidad de Neuquén pone a disposición de los juzgados federales de Roca y Neuquén, y de manera gratuita, los hornos pirolíticos con los que actualmente cuenta en el cementerio central.