Caso Norry: «cuando llegamos a su casa sentí que me quería violar»

Esas fueron algunas de las declaraciones de Carolina Bustelo, exnovia de Francisco Norry, en el marco del juicio por violencia de género que comenzó esta mañana a las 9 en la Ciudad Judicial.

«Me dijo que me iba a matar y a mi hijo también», comentó ante una sala llena y con el imputado presente. Además, la denunciante dijo que él le repetía «esto es culpa tuya, mirar lo que me haces hacer» mientras le pegaba trompadas.

La joven que reside en la ciudad balnearia de Las Grutas fue la primera en declarar y comentó en su relato como sucedieron los hechos aquella noche de noviembre de 2017, con el imputado Francisco Norry presente en la audiencia y acompañado por su padre el exjuez Rubén Norry.

Ver nota relacionada: Empezó el juicio contra Francisco Norry: declara su exnovia

Mientras relataba lo que pasó esa noche mantiene en sus manos un afiche donde estás sus fotos de su rostro golpeado. 

Las amigas de Bustelo

Luego, fue el turno de Romina, una de las amigas de la denunciante quien relató: «Lo primero que veo es a Carolina reventada a piñas» sostuvo la joven quien esa noche había estado con Bustelo antes del violento episodio.

Otra de las testigos, Lía, amiga de la víctima quien la recibió luego de la golpiza dijo: «ella tenía vergüenza de lo que le había pasado. Pensaba que era su culpa y tenía miedo de denunciar. Tampoco se animaba a contarle a su familia».

 

Una gran cantidad de mujeres de organizaciones como la Asamblea 8M y la Multisetorial de Mujeres acompañan a la mujer, representada por el abogado querellante Marcelo Velasco.

En lo que va de la audiencia, Norry se mostró tensionado y en ningún momento dirigió la mirada a su ex, ni a las dos testigos.

Norry está acusado de “lesiones leves agravadas por la relación de pareja y por haber sido perpetradas contra una mujer en el marco de violencia de género en concurso real, privación ilegítima de la libertad en concurso ideal, y amenazas simples contra dos víctimas” contra ella, quien era su novia en ese entonces, y su hijo adolescente.

Ahora, se espera que declare una empleada de la Comisaría de la Familia y el médico que la atendió. 

Comentarios