Agradecimiento y despedida de Soria en el acto central por el aniversario

Fundido en un abrazo con su familia y los funcionarios que lo acompañaron en sus ocho años de gestión, el intendente Martín Soria concluyó hace minutos su discurso en el escenario montado sobre avenida Roca y Mitre, ante cientos de vecinos que asistieron a los actos por los 140 años de la ciudad.

Fue una despedida anticipada y un traspaso simbólico de mando a su hermana, María Emilia Soria, quien en diciembre asumirá al frente del Poder Ejecutivo.

A diferencias de otros discursos, el intendente apuntó en varios tramos al contexto nacional y a la crisis que atraviesa el país de la mano del presidente Mauricio Macri.

En estos tiempos de incertidumbre, más que nunca tenemos que valorar y agradecerle a los vecinos porque hemos demostrado el orgullo y el coraje de nuestra ciudad. Una ciudad que quiere seguir creciendo para seguir el camino que eligieron en el 2003.

Martín Soria, intendente.

Soria repasó en varias oportunidades las obras y las gestiones que llevó adelante durante sus ocho años de mandato. Y recordó la figura de su padre, Carlos Soria, quien a su entender, comenzó con la transformación de la ciudad.

Y por eso remarcó el incremento de las escuelas deportivos (hoy llegan a 230), y el proyectos de los Cecis, donde más de 700 niños son asistidos a diario. También destacó la importancia de los centros comunitarios y la contención que brindan a miles de vecinos.

Fue en ese momento que el jefe comunal, y tal como lo hizo su padre con él, le pidió públicamente a su hermana que el próximo año entregue más becas municipales a los alumnos de primaria y secundaria de nuestra ciudad.

«En estos ocho años entregamos 19.000 becas (…) Y hoy, como lo hizo el gringo Soria conmigo, quiero trasladar ese saludable compromiso a la próxima intendenta. María Emilia, el año que viene vos vas a entregar más becas estudiantiles», aseguró.

Luego, realizó un repaso por las obras de asfalto, cordón cuneta, gas, alumbrado y mejoramiento de espacios públicos en distintos barrios de la ciudad. «Hace un año atrás prometí que íbamos a volver a batir récord de obras para los barrios», aseveró.

«Algunos dudaron que íbamos a hacer tantas obras y no me equivoqué cuando les dije que nosotros no podíamos perder el tiempo esperando el segundo semestre de Macri que nunca llegó. Por suerte ya se va», enfatizó Soria y rápidamente aseveró que, «en Roca nunca esperamos y por eso seguimos inaugurando obras».

Luego fue tiempo de enumerar las obras en barrios como J.J. Gómez, La Ribera, Carlos Soria, barrio Nuevo, Tiro Federal, Alfonsina Storni, Stefenelli y otras zonas donde se fueron y se están desarrollando los proyectos de la gestión municipal.

En el último tramo de su discurso, Soria le agradeció a los vecinos por el compromiso y porque el 60% paga sus tasas municipales lo que, según aclaró, sirvió para avanzar en las obras en cada uno de los barrios.

No fue fácil quedarse solo y tener que gobernar con un presidente y un gobernador en contra. Pero ustedes, los vecinos, estuvieron acá estos ocho años, por eso gracias de corazón…

Martín Soria, intendente

También agradeció a su secretaria, a sus funcionarios y a sus colaboradores por haberlo acompañado en estas dos gestiones. «Gracias por aguantarme, gracias por eso», les dijo.

El último tramo de su discurso estuvo dirigido a sus hermanos, familiares y en especial a su esposa Leila.

En el final, el intendente volvió a agradecer a los vecinos y remarcó la figura de los pioneros, y de los dirigentes como el «Gringo» Verani y el «Gringo» Soria, quienes pensaron en una ciudad distinta.

«Somos la ciudad de las rotonda, la ciudad de las manzas, somos General Roca», dijo el intendente ante el aplauso de cientos de vecinos que acompañaron luego el desfile.

Comentarios